Información Gral

La central nuclear de Embalse salió de servicio por dos años para prolongar su vida útil

Tras 30 años de actividad, la planta ubicada en el Valle de Calamuchita será reacondionada y se completarán diversas obras. Las tareas de mantenimiento tienden a prolongar su vida útil otras tres décadas.   

Sábado 02 de Enero de 2016

La Central Nuclear de Embalse, de la provincia de Córdoba, saldrá de servicio durante dos años para que se le realice un recambio de equipos y tareas de mantenimiento tendientes a prolongar su vida útil por otras tres décadas.

El cese de la actividad, que ya estaba previsto, insumirá dos años de ejecución, período en el que se completarán obras como la construcción de los silos de hormigón a los que se destinará todo el material radioactivo de riesgo que se retire del reactor.

Los tanques están especialmente diseñados para confinar material que mantiene la actividad radiactiva por cientos de años y en el caso del actual reactor, corazón de la central, de 380 tubos de presión serán reemplazados por nuevos que son de fabricación nacional.

La empresa estatal Nucleoeléctrica Argentina (que administra las tres centrales nucleares del país) confirmó mediante un comunicado que la planta de Embalse “concluyó su primer ciclo operativo luego de más de 30 años de excelente rendimiento, dando inicio a una parada de reacondicionamiento”.

El programa de cese de las actividades, que se realizó durante la gestión de Julio De Vido, en un primer momento estaba planificada para el año 2011, luego se postergó para 2013; pero cuando iba llegando la fecha se pasó para 2014 y, finalmente, se hará ahora, en 2016.

En el año 2007 el Gobierno nacional había decidido que la planta no iba a ser desmantelada, sino que se iba a extender su vida útil y en el 2009 el Congreso aprobó la medida.

La inversión con que la que cuenta la Central para cumplir el programa es de 1.600 millones de dólares, y parte de las tareas se financiarían con un préstamo de la Corporación Andina de Fomento (CAF).

La Central que esta ubicada en el valle de Calamuchita, aporta energía desde el año 1984 y su capacidad de generación es de 648 megavatios, pero luego de la reconversión, será de 683.

La prolongación de la vida útil que se hará del establecimiento durante los próximos dos años, no es un caso aislado en el mundo, ya que en Estados Unidos desde el año 1997 se intervinieron una gran cantidad de plantas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario