Información Gral

Imágenes de un peaje muestran a toda la familia desaparecida hace nueve días

La madre de Gabriela Viagrán, la mujer que se halla desaparecida junto a su esposo, Luis Pomar, y dos de sus hijas, desde el 14 de este mes, dijo hoy que a sus familiares pueden tenerlos retenidos “por error” y que “no se animan a largarlos”.

Lunes 23 de Noviembre de 2009

Buenos Aires.- La madre de Gabriela Viagrán, la mujer que se halla desaparecida junto a su esposo, Luis Pomar, y dos de sus hijas, desde el 14 de este mes, dijo hoy que a sus familiares pueden tenerlos retenidos “por error” y que “no se animan a largarlos”.

En tanto, y mientras cerca 150 efectivos de distintas divisiones de la policía bonaerense buscaron, pero sin éxito, a la familia, se conoció hoy una nueva imagen de los buscados que fue captada por una cámara de un peaje.

Fuentes policiales precisaron que esa nueva imagen se registró el día de la desaparición de los Pomar en un peaje de la ruta nacional 7, a la altura de El Rodeo, partido de Luján.

Este puesto es anterior al de Villa Espil, lindero con San Andrés de Giles, donde se había captado la primera imagen de Luis Pomar a bordo de su auto.

Según las fuentes, en esta nueva imagen, que a diferencia de la otra es a color y más luminosa, se ve al hombre, pero también a su esposa y a las nenas, una de ellas parada en el asiento trasero.

“Se ve una escena absolutamente normal”, explicó una fuente de la pesquisa que agregó que desde El Rodeo a Villa Espil hay una distancia que se recorre en “aproximadamente veinte minutos”.

El pesquisa señaló que esa grabación ya fue entregada a la fiscal de la causa, Karina Police, quien hoy ordenó que varios grupos de policías desplegaran un amplio rastrillaje entre el kilómetro 87 y el 130 de la ruta 7, entre San Andrés de Giles y Carmen de Areco.

El jefe de la Departamental Mercedes, comisario mayor Guillermo Britos, quien participó del procedimiento, dijo que se encontraron un pantalón y una camisa de mujer, el primero de ellos manchado con sangre, que fue enviado a peritar y ser fotografiado para exhibirlo a familiares de los desaparecidos.

El pantalón manchado -que estaba a dos kilómetros de distancia de la camisa- fue a su vez encontrado muy cerca de un perro atropellado, que inicialmente se pensó podía pertenecer a la familia Pomar, aunque luego se descartó.

Según voceros policiales, la zona rastrillada -con efectivos de la policía Montada, de Infantería, perros y hasta un helicóptero- fue seleccionada a partir de información suministrada por la gente al teléfono de emergencias policiales 911, sobre la posible presencia de la familia cerca de ese lugar.

No obstante, los voceros aclararon que los llamados recibidos son muchos y que, incluso, hay gente que dice haber visto a los Pomar en Río Negro y Córdoba. “Hay infinidad de llamados al 911 y todos son escuchados y analizados”, dijo una fuente policial.

Según las fuentes, durante el rastrillaje también se encontró un perro atropellado similar al caniche toy blanco que llevaban los Pomar, que fue levantado de la zona y sus restos analizados y fotografiados para ser exhibido a allegados a los desaparecidos.

Finalmente, esa posibilidad fue descartada, ya que no se trataba de un perro de raza y además la data de la muerte no coincidiría con la de la desaparición de la familia, agregaron los voceros.

Por su parte, la madre de Viagrán, María Cristina, es posible que a su hija, su yerno y sus nietas los tengan “por error”.

“A mí se me pasa por la cabeza que a ellos, por error, los deben tener. Estarán esperando un poco de tranquilidad para poder largarlos, si fuera por un rescate ya lo hubieran pedido. Yo me hago la idea de que se han equivocado de persona y ahora no se animan a largarlos”, dijo la mujer.

María Cristina envió un mensaje a su hija: “La estamos esperando con el corazón abierto, la madre y la familia están sufriendo horrores. Lo que pido es que todo el mundo tenga fe y que recen para que ellos vuelvan a su hogar”.

Los desaparecidos son Luis Fernando Pomar (40), su esposa Gabriela Cristina Viagrán (36), y dos de sus hijas, Candelaria  (6) y Pilar (3), quienes viajaban también con su caniche blanco.

El matrimonio salió con las niñas el sábado 14 por la tarde de su casa rumbo a Pergamino, según los familiares, pero nunca  llegaron y no hay rastros del camino que pudieron haber tomado. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario