Información Gral

Hallaron el cuerpo de un marinero desaparecido en un naufragio

Los restos del marinero Carlos Sebastián Peña fueron encontrados en cercanías de donde se produjo el naufragio fatal, en el mar argentino, a la altura de Villa Gesell.

Domingo 15 de Marzo de 2015

Un barco que estaba pescando en el mar Argentino a la altura de Villa Gesell enganchó en sus redes el cuerpo de uno de los cinco pescadores desaparecidos en el hundimiento del buque San Jorge I a fines de febrero, informaron ayer fuentes de Prefectura Naval.

   Los restos del marinero Carlos Sebastián Peña fueron hallados en cercanías de donde se produjo el naufragio fatal. El jefe de la Prefectura de Mar del Plata, prefecto mayor Osiris López, reveló que los restos de Peña ya fueron entregados a la familia.

   Además, señaló que se mantiene la búsqueda de los otros cuatro tripulantes desaparecidos: Pablo Vaccarezza, Alejandro González, Rogelio Hernández y Maximiliano Alí.

   En la noche del martes 24 de febrero el pesquero San Jorge I dio una vuelta de campana y se hundió a unos 70 kilómetros de la costa de Gesell. Tres personas pudieron ser rescatadas. El contacto de radio se perdió en las últimas horas de esa noche. Poco después, el segundo patrón del pesquero San Antonino III alcanzó a divisar una balsa con tres ocupantes y los rescató.

   Desde entonces, la búsqueda de los desaparecidos fue incesante. Tres guardacostas, dos helicópteros, un avión, un equipo de buzos de rescate y otras embarcaciones pesqueras se unieron al rescate, que se concentró a 41 millas frente a las costas de Villa Gesell.    Todavía se desconocen los motivos que provocaron el accidente de la embarcación, que tiene 20,17 metros de eslora (largo), 6,14 de manga (ancho), 3,15 metros de calado y estaba abocada a la captura de pez palo.

Se presume que pudo haber tenido una falla en el sistema de izado de redes que, con carga importante, ocasionó una vuelta de campana. Se descartaron cuestiones climáticas, ya que las condiciones de navegabilidad eran óptimas, con vientos no superiores a los 15 kilómetros por hora.

   El Servicio de Salvamento de la Armada realizó en los últimos días tareas de buceo para dar con los marineros desaparecidos. El miércoles los buzos lograron abrir la porta de acceso a la sala de máquinas del pesquero después de varios días de intenso trabajo a 36 metros de profundidad. Ingresaron a la misma removiendo obstáculos y elementos flotantes que se encontraban en suspensión.

El destructor Sarandí y la corbeta Drummond están afectados a la búsqueda. En el destructor se embarcaron los buzos con equipos de buceo de gran profundidad y una cámara hiperbárica para operaciones prolongadas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS