Información Gral

Francisco: "Me he sentido usado por políticos argentinos que me piden audiencia"

A dos años de su mandato, aseguró que tiene la sensación que su "pontificado va a ser breve, cuatro o cinco años". Recordó su tiempo en Buenos Aires donde era "muy callejero".

Sábado 14 de Marzo de 2015

El papa Francisco admitió que "a veces" se ha "sentido usado por la política" de la Argentina desde que está al frente del Vaticano hace dos años.

"Es un tema delicado y me puede traer consecuencias en la Argentina, lo tengo que decir: a veces me he sentido usado por la  política de mi país. Políticos argentinos que pedían audiencia",  destacó el ex arzobispo de Buenos Aires Jorge Bergoglio.

En una extensa entrevista con el canal de televisión mexicano Televisa, publicada al cumplirse dos años de la sorpresiva elección del primer Pontífice latinoamericano de la historia de la Iglesia, Francisco comentó que “no le disgusta” ser Papa pero que quisiera en ocasiones poder salir sin ser reconocido.
 
“Yo tengo la sensación que mi Pontificado va a ser breve. Cuatro o cinco años. No sé, o dos, tres. Bueno dos ya pasaron. Es como una sensación un poco vaga. Le digo, capaz que no. Por ahí es como la psicología del que juega y entonces cree que va a perder para no desilusionarse después”, dijo según una transcripción de la entrevista difundida por el Vaticano.
 
“Pero tengo la sensación que el Señor me pone para una cosa breve”, añadió el pontífice nacido en Argentina.
 
Francisco, de apariencia saludable a sus 78 años, manifestó: “Soy de la idea de lo que hizo Benedicto”. En 2013, el Papa Emérito Benedicto XVI se convirtió en el primer jefe de la Iglesia Católica Apostólica Romana en 600 años en renunciar en lugar de gobernar hasta su muerte.
 
“En general, creo que lo que hizo Benedicto con mucha valentía fue abrir la puerta de los Papas eméritos. A Benedicto no hay que considerarlo como una excepción, sino como una Institución”, añadió Francisco.
 
No obstante, dijo que no le gustaba la idea de una edad de retiro automático para los papas, como cuando llegue a los 80 años.
 
En lo que respecta a su vida diaria, y al ser consultado sobre si le gustaba ser Papa, Francisco respondió que “no le disgustaba”.
 
“Lo único que me gustaría es poder salir un día, sin que nadie me conociera e irme a una pizzería a comer una pizza”, confesó, y dijo que extrañaba sus días como obispo en Buenos Aires, cuando podía andar libremente por la ciudad.
 
“En Buenos Aires yo era muy callejero”, agregó.
 
En la entrevista, Francisco indicó que el hecho de ser el primer Papa proveniente de Latinoamérica lo comprometía a hablar en nombre de los inmigrantes y de los pobres, dado que sus ancestros habían viajado de Italia a Argentina en busca de trabajo.
 
“Un sistema económico que tiene al dios dinero en el centro y no a la persona (...) descarta gente”, dijo Francisco, cuyo primer viaje tras su elección fue a la isla italiana de Lampedusa para rendir homenaje a miles de inmigrantes que habían muerto intentando llegar a Europa.
 
“Entonces un país crea -sea de América, de África, de donde sea- una situación económica impuesta, por supuesto, que descarta gente, que va hacia otro lado a buscar trabajo, o comida, o bienestar”, añadió.
Francisco, quien ha instado anteriormente a una mayor regulación de los mercados, denunció “la injusticia de las riquezas”, al argumentar que era un pecado mortal no pagar un salario justo o aprovecharse de la pobreza del otro.
 
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS