Información Gral

El río Luján creció hasta inundar la Basílica

El agua ingresó al subsuelo del templo, donde retiraron la corona de la Virgen, por precaución. Ayer a la tarde comenzó a bajar.

Viernes 31 de Octubre de 2014

El agua de la crecida del río Luján ingresó ayer al subsuelo de la Basílica y debieron retirar la corona de la Virgen por precaución.

La situación en el partido bonaerense de Luján continuaba ayer muy crítica por la crecida del río homónimo, pese a que por la tarde comenzó a ceder la altura del agua, tras llegar a los 5,32 metros, mientras que se elevó a 340 el número de evacuados.

Un chico de siete años que habría sido arrastrado por la corriente del río Luján era intensamente buscado ayer por buzos y efectivos de Prefectura y Bomberos, a la altura de la localidad de Pueblo Nuevo.

El hecho fue confirmado por el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, quien informó que se trataba de un chico de "aproximadamente siete años", aunque medios locales referían a un joven de 14.

Se especulaba que el niño se arrojó al agua desde unos de los puentes que cruzan el río, junto con otros cuatro chicos que luego fueron rescatados por personal de Bomberos Voluntarios y más tarde trasladados a un hospital de la zona.

Con respecto a la situación en general, el río alcanzó a las 14 de ayer su pico máximo de 5,32 metros y el agua llegó hasta la vereda de la emblemática Basílica local e ingresó en el sector de los subsuelos.

Con bombas extractoras tuvieron que sacar el agua de la cripta, al tiempo que fue retirada la corona de la Virgen, entre otros objetos valiosos, para su preservación.

Uno de los religiosos del templo explicó que el agua entraba "por los subsuelos como la napa".

Anteayer la altura del río había superado los 4,30 metros y durante la madrugada la crecida se aceleró. A las 6 de ayer la altura del río ya había alcanzado los 5,02 y durante la mañana continuó su crecimiento. En noviembre de 2012, la crecida del río llegó a los 5,10 metros y la inundación que se produjo asoló a la ciudad.

Por su parte, el intendente del partido bonaerense de Luján, Oscar Luciani, declaró "emergencia hídrica" en el distrito y elevó un decreto al Concejo Deliberante para que lo convalide. En declaraciones a la prensa, el jefe comunal precisó: "Un 30 por ciento de la ciudad está bajo el agua. Las localidades de Jáuregui, Pueblo Nuevo y Olivera están muy perjudicadas".

En cuanto al número de personas evacuadas, los últimos registros dieron cuenta que unas 340 se encontraban fuera de sus hogares en distintos centros de asistencia y escuelas, además de una gran cantidad de autoevacuados.

Unas 90 personas eran asistidas en el Polideportivo Municipal, otros 100 evacuados estaban en la Escuela Nº 23 y Fundación El Remo de Olivera, 50 permanecían en la Sociedad de Fomento Santa Elena, mientras que en la Sociedad de Fomento El Ceibo, albergaban a 70 evacuados y en Capilla de Villa del Parque a otros 30. La extensa plaza y los museos circundantes al templo se encontraban ayer totalmente anegados, mientras que la situación se repetía en barrios y localidades cercanas.

El Hospital de Luján sólo atendía guardias, la autopista hacia Mercedes permanecía desde anteayer cerrada al tránsito por precaución, al igual que dos puentes de acceso a la ciudad, y la terminal de ómnibus debió ser trasladada.

Los barrios más afectados de la ciudad eran Padre Carlos Varela, San Fermín, Las Lomas, El Quinto y El Ceibo, donde la situación era crítica por la cantidad de agua acumulada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario