Información Gral

Confirmaron que el ADN hallado en las uñas de Angeles es el de Mangeri

Dos peritos oficiales expusieron los resultados de la prueba genética en una nueva audiencia judicial por el crimen de la adolescente. Se complicó más la situación del portero.

Jueves 04 de Junio de 2015

Dos peritos oficiales confirmaron ayer que el perfil genético del imputado Jorge Mangeri fue hallado debajo de una de las uñas de Angeles Rawson y descartaron que haya habido contaminación en los análisis de ADN realizados en el marco de la causa.

Se trata Daniel Corach, director del Servicio de Huellas Digitales Genéticas (Shdg) de la facultad de farmacia y bioquímica de la Universidad de Buenos Aires, y Enzo Canónaco, jefe del servicio de genética del Cuerpo Médico Forense (CMF).

Las dos máximas autoridades de los estudios de ADN que se hacen para la Justicia nacional declararon durante cuatro horas ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 9 y coincidieron en ambas afirmaciones.

"No hemos detectado contaminaciones", respondió Corach ante una pregunta concreta del fiscal Fernando Fiszer.

Corach explicó que el servicio de huellas digitales que él dirige desde hace 24 años, intervino en 12.500 causas judiciales, y aclaró que en el marco de la investigación por el homicidio de Angeles "se analizaron más de 180 muestras en distintos períodos de tiempo".

Ángeles Rawson fue asesinada el 10 de junio de 2013 y el caso tomó relevancia con la aparición de su cadáver en el predio de la Ceamse (compañía de limpieza urbana) en José León Suárez, provincia de Buenos Aires. La investigación tiene como único acusado a Mangeri, portero del edificio donde vivía la chica.

No contaminado. El perito Corach explicó que es "imposible" que haya habido contaminación en el análisis de las muestras obtenidas, como sugiere la defensa de Mangeri, en lo que se llama proceso de extracción de ADN, porque no es cierto que se hayan analizado en forma simultánea las muestras de evidencia de las uñas de Angeles y las de referencia con la sangre de Mangeri.

Además, aclaró que su laboratorio cuenta con "programas informáticos" que detectan si hubo algún tipo de contaminación y que ello no ocurrió con las muestras de esta causa.

Para reforzar su explicación, Corach utilizó una presentación en Power Point que se proyectó en la sala de audiencias, donde quedó claro que las denominadas M2 (dedo índice), M3 (medio) y M4 (anular) —los tres hisopados subungueales de la mano derecha de Angeles que arrojaron algún tipo de resultado—, fueron analizados en otro horario que la M30, que era la muestra de referencia con la sangre de Mangeri.

El experto aclaró que solo la M2, es decir, el dedo índice de la mano derecha, "es la única muestra que tenía un peso de evidencia", ya que había la cantidad de ADN "suficiente" para elaborar un perfil masculino que, al ser cotejado, correspondía en un 99,9 por ciento con el patrón genético de Mangeri.

Respecto a las otras dos muestras —M3 y M4—, afirmó que "deben relativizarse", pero aclaró que no se detectó "ningún aportante distinto" a Mangeri y Angeles, por lo que el ex portero de Ravignani 2360 no podría ser descartado.

El bioquímico consideró ante los jueces Fernando Ramírez, Ana Dieta de Herrero y Jorge Gettas que el material orgánico hallado debajo de las uñas de Angeles hace suponer que proviene de una "actitud defensiva" por parte de la víctima.

Cuando el abogado querellante, Pablo Lanusse, le preguntó si el ADN masculino hallado en los hisopados de las uñas es del agresor, Corach contestó: "Yo creo que sí".

También a preguntas de la querella, Corach reconoció que "no se puede descartar a Jorge Mangeri como potencial aportante" en las muestras M39, M40 y M46, que correspondían a un trozo de soga con el que el asesino de Angeles ató sus tobillos.

Al inicio de su exposición, el genetista negó las acusaciones de que su laboratorio no cumple normas de seguridad y aclaró que desde 1998 se someten a dos controles anuales, "uno nacional y otro internacional".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS