Planeta

Científicos hallan fuertes indicios de la existencia de vida en Venus

Equipos de las universidades de Cardiff, en el Reino Unido, y Massachusetts, en Estados Unidos, detectaron trazas de una sustancia que podría tener origen biológico.

Lunes 14 de Septiembre de 2020

Científicos de la Universidad de Cardiff en el Reino Unido y de la Universidad Tecnológica de Massachusetts en Estados Unidos detectaron en la atmósfera de Venus fosfina, un gas que podría tener origen biológico. La confirmación del hallazgo la realizó hoy la Royal Astronomic Society. El paper se publicará en la próxima edición de la revista Nature.

"El descubrimiento se hizo con el telescopio James Clark Maxwell en Hawai y el Atacama Large Millimeter Array en Chile. La concentración de partículas de fosfina fue de 20 por 1.000 millones", reveló una fuente cercana a la investigación que logró el resonante descubrimiento científico.La fosfina es un gas incoloro y extremadamente venenoso.

En la Tierra, se produce por microorganismos anaeróbicos, es decir, libres de oxígeno. En 2019, se propuso buscar fosfina en la atmósfera de los exoplanetas como indicador de posible existencia de vida.

La detección de fosfina no significa automáticamente un descubrimiento de vida en Venus porque el gas puede formarse por procesos naturales desconocidos. No obstante, lo cierto hoy es que los científicos todavía no hallaron formas de origen no biológico del gas.

Embed

La posibilidad de que Venus albergue vida ha sido evaluada durante décadas. Se trata de un planeta similar a la Tierra en cuanto a tamaño, masa y composición. Sin embargo, por su cercanía al Sol, su superficie está fuertemente calentada por el efecto invernadero y la presión atmosférica es casi 100 veces mayor que la de la Tierra.

Frente a estas circunstancias, es poco probable que Venus albergue vida. Solo en la atmósfera superior, lejos de la superficie del planeta, las condiciones son relativamente aceptables para la vida. Así y todo, no se descarta que puede albergar formas de vida alternativas a las terrestres.

venus02.jpg

En 2012, Leonid Ksanfomaliti, investigador jefe del Instituto de Investigaciones Espaciales de la Academia de Ciencias de Rusia, publicó un artículo dedicado al análisis de las imágenes del módulo soviético de la estación Venera-13.

Ksanfomaliti encontró varios objetos en las fotos que consideraba como criaturas vivas parecidas a insectos. Sin embargo, la mayoría de los científicos se mostraron escépticos respecto a su hipótesis.

Ahora Rusia y Estados Unidos están considerando la posibilidad de crear una nave espacial para llegar a Venus, que debería, entre otras cosas, explorar tanto la superficie como la atmósfera del planeta en busca de señales de vida.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario