Información Gral

Argentina inauguró su stand en la Feria del Libro de Frankfurt

En el marco de la sexagésima primera Feria Internacional del Libro de Frankfurt, la muestra editorial más grande del mundo, Argentina habilitó ayer su stand, y será invitada de honor en la edición del año próximo.

Jueves 15 de Octubre de 2009

En el marco de la sexagésima primera Feria Internacional del Libro de Frankfurt, la muestra editorial más grande del mundo, Argentina habilitó ayer su stand, y será invitada de honor en la edición del año próximo.

"La Argentina, por su tradición editorial y de liderazgo cultural, merecía un stand como este, en el que se vieran muchos de sus libros", señaló en el acto Magdalena Faillace, presidenta del comité organizador argentino en la feria.

La feria, que se desarrolla hasta el domingo próximo, es la más importante de su tipo, con más de 400.000 títulos de más de 100 países y con más de 180.000 visitantes comerciales internacionales y 124.000 nuevos lanzamientos.

El evento tiene lugar en una serie de pabellones, que ocupan una superficie similar a la de varios estadios de fútbol.

China es este año el invitado de honor y cerca de 270 editores y más de 2.000 comerciantes del área continental china participan de la feria, con lo que establece un nuevo récord.

Ante un puñado de escritores argentinos, entre los que estaban Osvaldo Bayer, Mempo Giardinelli, María Rosa Lojo, Claudia Piñeiro, Sergio Olguín y Guillermo Martínez, Faillace mencionó el programa Sur de Subsidios a las Traducciones.

"Este programa es una herramienta generada para poner nuestros libros en el mundo, nuestros autores, nuestro imaginario. El stand va a desaparecer en cinco días pero no los más de cien libros ya traducidos a distintos idiomas", subrayó.

Una relación ardua. Faillace admitió que la relación con la feria empezó siendo "muy ardua". La funcionaria se refirió así a la decisión del gobierno argentino de incluir a íconos nacionales como Eva Perón, Gardel, Maradona y el Che Guevara para representar al país, que fue criticada por un grupo de escritores, entre los que se halla Juan José Sebrelli. Luego el gobierno sumó las figuras de Cortázar y Borges.

"El problema surgió porque algunos íconos que presiden manifestaciones de nuestra cultura, como Gardel, Evita o Maradona, aparecen en la feria, y eso fue lo que más les llegó a los alemanes. Además fue algo que tomó la prensa en Argentina y lo manejó con mucha mala onda", señaló.

Según Faillace, el peronismo como fenómeno argentino necesariamente deberá estar en Frankfurt: "Si la historia nuestra se hace presente, es imposible que no esté. Para los europeos es muy difícil entender ese tipo de movimientos tan diversos y abarcativos".

Un problema nacional.Según Faillace, un gran problema de Argentina es que no está orgullosa de su cultura: "No tenemos el legítimo y sano nacionalismo de los chilenos, brasileños o mexicanos. Cuando uno está orgulloso de su cultura la lleva consigo, la transmite en su lenguaje y sus pasiones", detalló. "Argentina no se para sobre su cultura, y debe aprovechar su capital cultural. Tenemos que trabajar en el bicentenario para que nos queramos más entre nosotros y nos valoremos más", agregó.

Dos imnensas bibliotecas.El espacio de 120 metros cuadrados del stand argentino alberga dos inmensas bibliotecas donde exhiben libros de diferentes editoriales: hay clásicos como el Martín Fierro, literatura infantil, turismo y libros de medicina y de tango. Una gran variedad para atraer a los visitantes. También afiches de Roberto Arlt y otro enorme con la cara de Borges a la entrada con puertas de madera.

En Frankfurt 2010 habrá un programa de todas las manifestaciones de la cultura argentina. "Hemos buscado despolitizar completamente todo lo que hagamos y buscar en cada rubro de la cultura a las mejores y más destacadas personas. No nos interesa lo que piensa tal artista, pintor, escritor o músico", advirtió Faillace.

"En el pabellón argentino de la feria habrá una gran exposición con el título «El idioma de los argentinos», centrada en autores no vivos que tuvieron una condición revolucionaria en nuestra literatura", anticipó.

El domingo, último día de la feria, China, país invitado de honor saliente, hará el traspaso de la condición de país invitado de honor entrante a la Argentina. Ese día, representarán a la Argentina Magdalena Faillace y el escritor Osvaldo Bayer, y se leerá una sextina del Martín Fierro y un poema de Borges que simboliza la presencia del país en la feria. l (Télam y DPA)

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario