Información Gral

Acribillan a narco colombiano en un hospital madrileño

Leónidas Vargas, un importante narcotraficante colombiano, fue asesinado ayer a la noche en el hospital 12 de Octubre de Madrid, donde estaba internado por una enfermedad pulmonar, al parecer, en su fase terminal.

Viernes 09 de Enero de 2009

Leónidas Vargas, un importante narcotraficante colombiano, fue asesinado ayer a la noche en el hospital 12 de Octubre de Madrid, donde estaba internado por una enfermedad pulmonar, al parecer, en su fase terminal.

Las primeras informaciones dan cuenta que un individuo entró en la habitación donde estaba el narco colombiano y le disparó cuatro tiros con una pistola con silenciador, en lo que apunta a un ajuste de cuentas.

El asesinato se produjo poco antes de las 20 horas cuando una persona accedió a la habitación 543, en la quinta planta del centro hospitalario, donde había dos pacientes, uno de ellos dormido. Según las fuentes, el matador preguntó al paciente que permanecía despierto si él era Leónidas. Al contestar que éste era la persona de la cama de al lado, el hombre sacó un arma con silenciador y le descerrajó cuatro tiros.

Una de las enfermeras del hospital oyó un ruido procedente de habitación en la que ocurrieron los hechos y al entrar en la misma se encontró con el cadáver acribillado y con el otro paciente en estado de shock.

La enfermera tuvo que ser asistida tras sufrir una crisis de ansiedad.

Vargas había sido detenido por la policía el 8 de julio de 2006 en un hotel de Madrid en relación con un alijo de 500 kilos de cocaína y en posesión de un pasaporte falso venezolano. Actualmente se encontraba en libertad bajo fianza y permanecía ingresado desde el 2 de enero en el centro hospitalario.

En el momento de su arresto, Colombia ofrecía una recompensa de cinco millones de dólares. Vargas estaba considerado un "importante cabecilla narco", relacionado con el cartel de Medellín, según la policía.

Vargas, alias "El Viejo" o "Paras de Alicate", tenía 60 años. Al parecer, el jefe de los cárteles del Caquetá y del sur del país fue condenado a 19 años de prisión por narcotráfico y también a 26 años por homicidio y posesión ilegal de armas. Siete años después recobró la libertad. Le confiscaron bienes en distintas ocasiones por algo más de 40 millones de dólares.

También fue acusado de intentar asesinar al candidato presidencial del Partido Liberal de Colombia, el ex ministro Horacio Serpa, cuando se encontraba en prisión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS