Escenario

Bonzo Morelli: "La buena música perdura en el tiempo"

El guitarrista rosarino lanzó "La vida en blues", donde grabó Junto a Botafogo, Claudio Gabis, Ciro Fogliatta y Ricardo Tapia.

Domingo 03 de Noviembre de 2019

El Bonzo tiene la humildad de los grandes y cuando toca la guitarra la clava en un ángulo, de sobrepique, en el minuto 90 y levanta la Copa del Mundo.

Bonzo Morelli lanzó esta semana su segundo disco de estudio "La vida en blues", una joyita para los que aman el rock y el blues, en donde se dio el gusto de grabar con Botafogo (Don Vilanova), Ciro Fogliatta, Claudio Gabis y Ricardo Tapia. El material ya está en las bateas de Rosario y se distribuirá en disquerías de Buenos Aires y en ciudades del sur y del norte del país, previo a su estreno oficial en vivo, que será en abril en el teatro La Comedia.

"La columna vertebral es el blues porque fue lo primero que aprendí en la guitarra eléctrica", dice Pablo "Bonzo" Morelli, quien ganó el sobrenombre porque arrancó como batero y a un amigo se le ocurrió decirle que parecía John "Bonzo" Bonham, por el inigualable percusionista de Led Zeppelin. "Toco la viola y tengo un apodo de batero, pero todavía sigo estudiando batería con Pupe, que es un maestro de aquellos", dirá el guitarrista.

Pupe es Pupe Barberis, otro de los infaltables en este disco producido por su "primo-hermano" Adolfo Abecasis y publicado por Típica Records. Así habla Pupe de Bonzo: "Toco con Bonzo de manera estable desde 2012. Es como estar tocando con mi hermano. Es un honor saber que cuenta conmigo. El se da vuelta y sabe que ahí estoy yo, tocando para él. Es uno de los máximos referentes de la guitarra en la ciudad y el pais".

Estas palabras sumadas a la opinión de Claudio Gabis y Botafogo, que lo citó como uno de los mejores guitarristas de blues del mundo, sirven como muestra para dar una aproximación al universo musical de Morelli, en el que el afecto es moneda corriente, incluso el familiar, ya que su madre hizo el dibujo del arte de tapa y su hermana, Virginia Morelli, tocó el violoncello en el logrado "Tema de Pototo".

Embed

"Para mí el blues es el eje central de todo esto, yo cuando era chico arranqué escuchando muchas de las canciones que grabé en este disco que no es todo de blues, porque soy bastante ecléctico con la música", contó el violero, mate de por medio, y mientras en la tevé canta Mick Jagger con los Stones en el Festival de Glastonbury.

Adolfo Abecasis es el autor ideológico de "La vida en blues". Sin él no hubiese nacido esta idea, según Bonzo. "El me dijo que quería que yo grabe un disco, pero que sea de vinilo. Me dijo que grabe lo que quiera, pero quería tener un vinilo mío para que yo se lo firmara", contó Bonzo, que es primo hermano del actor y humorista Chiqui Abecasis.

"Mi primo Adolfo vivía en Villa Constitución y cuando yo tenía 11 años me calzó auriculares y me hizo escuchar «El lado oscuro de la luna» de Pink Floyd. «Ahora empezás a escuchar buena música», me dijo. De ahí en más fue todo el tiempo que yo iba a visitarlo a él, veía cuál era la novedad, volvía a Rosario y me compraba discos de King Krimson, Jethro Tull, Led Zeppelin, Emerson, Lake and Palmer, Deep Purple, Jimi Hendrix. Hasta que un día me pone Invisible y después «Pappo's Blues volumen 3», en los dos discos coincidían la misma base rítmica, Pomo y Machi. Eran tiempos en que uno menospreciaba el rock argentino, pero cuando escuché esa música me di cuenta que eso era lo mío".

Los punteos que brillan en "La vida en blues" son del Bonzo Moreli, claro, pero no está solo: lo acompañaron el ícono de Manal Claudio Gabis; el eterno Don Vilanova (Botafogo), quien debutó a los 17 años en Pappo's Blues; Ciro Fogliatta, crédito rosarino, tecladista de Los Gatos y de Andrés Calamaro; y Ricardo Tapia, el alma de La Mississippi.

>> Leer más: El vinilo, tema por tema, según el autor

>> Leer más: Botafogo: "El Bonzo es uno de los mejores guitarristas de blues del mundo"

El CD, que también se editó en vinilo, transpira blues del bueno pero además tiene temas de Almendra, algo de León Gieco, Invisible y Manal. Pero más allá del valioso aporte de los invitados de Buenos Aires, hay algo que sube la vara y es la calidad artística de todos los músicos que participan en el disco.

Desde las voces singulares de Rubén Goldin, Ike Parodi, Caburo, Coki Debernardi, Fabián Gallardo, Pablo Pino, Franz Funes, Gonzalo Aloras, Popono y el mismo Bonzo, que tiene impronta propia con un guiño a Pappo cuando canta; hasta el talento de Pupe Barberis en la batería de todo el disco excepto en "Suspensión" donde sobresale Marcelo Sali (Pablo El Enterrador). Además está el órgano Hammond de Lucas Russo; el bajo de Martín Valci con un grave que parte el bafle en el comienzo del disco con "Carmelas blues"; las armónicas de Franco Capriati y Fabricio Rodríguez y el tempo de Marcelo Gallego en el bajo emulando a Machi en el tema de Invisible.□"Ahora estoy componiendo mucho, con otra búsqueda, para abrir un poco más el juego, dice el Bonzo, que afirma que "después de ver a King Crimson en vivo me di cuenta que la buena música perdura en el tiempo".

"La música de Spinetta no existe en otra parte del mundo, King Krimson tampoco y Los Beatles son los Beatles", indicó. Y remató: "Después de ver Bios de Spinetta reafirmé algo que estaba pensando con respecto a mi carrera y cómo encarar las cosas, hacer lo que uno tenga que hacer, disfrutarlo y eso se trasmite en la gente. La música uno la va llevando, pero la parte humana es lo que realmente vale la pena".

bonzo.jpg
Bonzo junto a Claudio Gabis.
Bonzo junto a Claudio Gabis.

>> Gabis: “Defendemos lo mismo los dos”

“A Bonzo y a mí nos une el amor por la música en general y en especial por el blues”, dijo Claudio Gabis consultado por Escenario. “Creo que ambos defendemos la autenticidad de lo que hacemos y nuestro deseo de abrirle el coco a la gente con nuestro trabajo. Nos conocimos hace una década en Rosario y desde entonces siempre que visito esa ciudad, Bonzo participa en mis shows. ¡¡¡Es un invitado de lujo!!! La grabación en sí fue fácil, rápida y sin stress. Participar en este disco junto a tantos colegas, algunos como Ciro (Fogliatta), con quien somos amigos desde hace más de medio siglo, significa un orgullo, ya que tocamos con la misma frescura que cuando iniciamos este movimiento que hoy llaman rock argentino”, concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario