En Voz Baja

Vacaciones de políticos y celebridades

El lujo relajado de Punta del Este vive su año más literal.

Miércoles 02 de Enero de 2019

El lujo relajado de Punta del Este vive su año más literal. La devaluación argentina golpeó a los veraneantes de clase media que cada año llenaban las costas de La Brava y La Mansa con sus familias (el litro de nafta cuesta en Uruguay el equivalenta a 67 pesos argentinos). Pero el turismo de argentinos de clase media alta y alta goza de buena salud por estas playas.
Los políticos, empresarios y celebridades argentinas que son habitués de Punta del Este tampoco quisieron perderse el verano esteño. Marcelo Tinelli y su familia, Susana Giménez y la suya, Adrián Suar, el rosarino Pocho Lavezzi, Pampita Ardohain y Pico Mónaco, Matías Martin, Gonzalo Valenzuela, Calu Rivero y la familia Mazza-Gravier son algunas de las figuras que ya se pasean por estas costas. La China Suárez y Zaira Nara, que no suelen ser vistas en la temporada alta a menos que sea por trabajo, también se mostraron en eventos. El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, aprovechó la escapada de fin de año para disfrutar con familia y amigos y espera ya instalarse en Punta a fines de enero para tomarse las vacaciones largas. El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, viajó en el buque a Montevideo el viernes temprano, y se lo vio paseando por Punta. Los empresarios de siempre también: Cristiano Rattazzi ya está en su espectacular mansión Villa Azul junto a su pareja, la santafesina Gabriela Castellani. Entre las visitas internacionales, Giuseppe Cipriani, que este año lidera el emprendimiento más importante del lugar, un complejo ubicado en San Rafael que tendrá la torre más alta de Uruguay, llegó con una comitiva de amigos que incluye a Naomi Campbell. Posiblemente la figura que más repercusión genere sea sin embargo Lionel Messi, que llegará en los próximos días, quizás acompañado por su amigo Luis Suárez y sus respectivas familias.


Reunión secreta con Moyano

El gobierno de Macri pegó una vuelta en el aire y ahora abrió un diálogo directo con Hugo Moyano, a quien hasta hace muy poco buscaba meter preso. La primer gestión conocida del flamante secretario de Trabajo, Lucas Aparicio, fue pedirle una reunión "secreta" al líder de los camioneros. Así, luego de hostigarlo con la causa de los barras de Independiente y la debacle de OCA, el gobierno de Macri pasó a darle a Moyano un tratamiento súper especial, que no reciben ni los dirigentes de la CGT oficial. El cambio de alianzas que tantea Macri es evidente. Aparicio se reunió el pasado 20 de diciembre con Moyano, que aprovechó para darse un gusto: apareció en el encuentro junto a su hijo Pablo, a quien el gobierno intentó meter preso por la causa de Independiente, como denunció el propio juez Luis Carzoglio, quien reveló que hubo presiones de la Casa Rosada y la Agencia Federal de Inteligencia para que detuviera al camionero.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});