El Mundo

Trump retiró a EEUU del pacto mundial sobre migración de la ONU

Estados Unidos anunció el fin de su apoyo al Pacto Mundial para la Migración, una declaración de la ONU que busca crear un marco internacional para gestionar los crecientes flujos de migrantes y refugiados en el planeta.

Lunes 04 de Diciembre de 2017

Estados Unidos anunció el fin de su apoyo al Pacto Mundial para la Migración, una declaración de la ONU que busca crear un marco internacional para gestionar los crecientes flujos de migrantes y refugiados en el planeta. El argumento para retirarse es que "socava leyes migratorias".

Así lo corroboró el secretario de Estado Rex Tillerson, quien señaló que Estados Unidos pondrá fin a su papel en el proceso de la ONU para desarrollar un marco global para la migración porque el documento en que se basan las negociaciones es "inconsistente con la ley y la política de Estados Unidos". "Seguiremos comprometidos con una serie de frentes en las Naciones Unidas, pero en este caso simplemente no podemos apoyar de buena fe un proceso que puede socavar nuestro derecho soberano a hacer cumplir nuestras leyes migratorias y asegurar nuestras fronteras", sostuvo Tillerson.

En el Pacto Mundial para la Migración de la ONU aprobado en septiembre de 2016, 193 países se comprometían a reforzar la gestión global de las migraciones, a mejorar la organización de los flujos de refugiados, proteger mejor sus derechos y fomentar su integración mediante la educación y el empleo, según la Organización Internacional para la Migración (OIM). Tillerson dijo que mientras Estados Unidos apoya la cooperación en materia de migración cree que "es la responsabilidad primaria de un estado soberano ayudar a asegurar que la migración sea segura, ordenada y legal".

Estados Unidos se unió al proceso de la ONU bajo la anterior presidencia del demócrata Barack Obama.

Muchas de las cláusulas de la declaración de la ONU son "inconsistentes con los principios sobre inmigración" del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se comunicó desde la misión de Estados Unidos ante la ONU.

"Nuestras decisiones sobre política migratoria deben ser tomadas siempre por estadounidenses y sólo por estadounidenses", dijo la embajadora estadounidense en la ONU, Nikki Haley, en un mensaje en la red social Twitter.

La actuación global que impulsa el pacto, que se prevé sea adoptado por los países participantes en 2018, "simplemente no es compatible con la soberanía de Estados Unidos", añadió Haley, que defendió que ningún país ha hecho más que el suyo por los migrantes.

Trump ha impulsado una línea más dura con la inmigración, incluyendo su famoso y discutido proyecto de construir un muro en la frontera con México, limitando la aceptación de refugiados y modificando leyes migratorias. Apenas llegó al poder, en enero pasado, Trump causó una tormenta política y jurídica al emitir una serie de decretos que fueron apelados ante la Justicia por los fiscales generales de varios Estados. La Justicia bloqueó varias de las medidas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario