El Mundo

Lula presentó un hábeas corpus a la Corte, que lo rechazó horas después

El ex presidente teme ir preso una vez que la cámara de apelaciones revise las objeciones de su defensa al fallo que lo condenó a 12 años

Miércoles 31 de Enero de 2018

La defensa de Lula da Silva presentó un recurso de hábeas corpus ante el Superior Tribunal de Justicia (STJ) la Corte Suprema brasileña, para intentar evitar que el ex presidente sea encarcelado luego de una reciente condena de segunda instancia a 12 años de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero. Pero apenas horas después el STJ rechazó el recurso, aunque aún debe revisarlo otro magistrado del mismo tribunal.

El recurso de hábeas corpus preventivo fue presentando ante el Superior Tribunal de Justicia (STJ), la máxima corte brasileña para asuntos no constitucionales. El objetivo era suspender la probable "ejecución provisoria" de la pena de 12 años de cárcel y un mes a la que el ex mandatario fue condenado el 24 de enero por un tribunal de segunda instancia. Tres jueces del tribunal de apelación de Porto Alegre confirmaron entonces una primera sentencia de julio del año pasado y aumentaron la pena de nueve años y medio a 12 años y un mes, apuntando a la "culpabilidad extremadamente elevada" del acusado.

Pero apenas horas después de presentado el recurso de hábeas corpus, el ministro del STJ Humberto Martins, vicepresidente del Tribunal Superior de Justicia, negó el procedimiento defensivo de Lula. En su decisión, el ministro afirmó que "el hábeas corpus preventivo tiene cabida cuando, de hecho, hay amenaza a la libertad de locomoción, es decir, siempre que fundado sea el temor de que el recurrente sea detenido. Y tal temor habría de resultar de una amenaza concreta de inminente arresto". Para Martins, no hay posibilidad inmediata de prisión en el caso concreto de Lula.

La apelación fue negada por el vicepresidente del TSJ porque, durante el receso veraniego del tribunal, él es el responsable de las decisiones urgentes. A partir de mañana, cuando las actividades del STJ se reanuden normalmente, el caso pasará al ministro Félix Fischer, relator del caso Lava jato. Lo más probable es que este magistrado mantenga la decisión del colega, porque es conocido por su severidad.

En el recurso de hábeas corpus, los abogados alegaron que el cumplimiento anticipado de la pena es incompatible con el artículo 5 de la Constitución, según el cual "nadie será considerado culpable hasta la sentencia penal condenatoria" definitiva. Para la defensa, la prisión sólo puede ser determinada después de que se hayan agotado todos los recursos del condenado en el Poder Judicial, incluidos tanto el TSJ como la corte constitucional, el TSF.

Los camaristas de Porto Alegre dejaron abierta la posibilidad de que Lula fuera encarcelado en breve, una vez superadas las revisiones finales de su condena ante la propia cámara. Uno de los jueces dijo que el ex presidente debería ser arrestado tan pronto como esa cámara explique los detalles del fallo a la defensa, un proceso que por lo general tarda un mes. Lula está acusado de recibir un tríplex en la playa de Guarujá a cambio de otorgarle contratos a la constructora OAS.

El juez de primera instancia de Curitiba, Sergio Moro, que condenó a Lula a mediados de 2017, determinó que el ex presidente podía apelar su condena de prisión en libertad. Moro dio un beneficio extraordinario a Lula, que el común de los ciudanos no obtiene, dado el carácter público de su figura, según explicó entonces el famoso juez del Lava Jato. Muchos condenados del Lava Jato están presos incluso desde antes de la condena de primera instancia, como en el caso de Odebrecth.

La defensa de Lula calificó de "inconstitucional e ilegal" la orden de la cámara de apelaciones de Porto Alegre que posibilita su encarcelamiento y apuntó al derecho de Lula a llevar su caso a una instancia superior antes de la ejecución de la pena.

Además de las apelaciones ante el STJ, los abogados aún pueden llevar el caso ante el tribunal constitucional, el Supremo Tribunal Federal (STF). Pero este tiene el criterio de que las penas comiencen a cumplirse tras la condena de segunda instancia.Ayer la titular del STF, Carmen Lúcia Antunes, recordó que en dos fallos anteriores ella votó con ese criterio.

Pero antes, Lula debe recurrir ante la propia cámara de Porto Alegre. Tiene derecho a recurrir en ese tribunal, pero sólo para aclarar la sentencia. Según los propios abogados defensores, Lula podría ser arrestado luego de la respuesta de los camaristas. En el pedido de hábeas corpus presentado ayer, los abogados de Lula sostienen que sólo debería ser arrestado después de agotadas todas las posibilidades de recurso en instancias superiores (STJ y STF).

Lula es el actual favorito para los comicios, y su Partido de los Trabajadores (PT) ya lo proclamó candidato, pese a los seis juicios por corrupción abiertos contra él, además del ya sentenciado. Las seis causas aún pendientes están todas vinculadas al del Lava Jato, la mayor investigación contra la corrupción en la historia brasileña y latinoamericana.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario