El Mundo

La sombra de Nixon y la salida de Vietnam tras el acuerdo

El diario The New York Times analizó con marcado escepticismo el acuerdo de paz firmado por EEUU.

Domingo 01 de Marzo de 2020

El diario The New York Times analizó con marcado escepticismo el acuerdo de paz firmado por EEUU con los talibanes. "El presidente Trump no ha dejado ninguna duda de que su prioridad en Afganistán es un tratado de paz que le permita afirmar que está cumpliendo su promesa de retirar las tropas", señala. "Pero sus antiguos ayudantes de seguridad nacional dicen que está mucho menos interesado en una paz afgana real". El diario hace un paralelo histórico inquietante. "Esto crea un enorme riesgo para Afganistán: que, como el acuerdo de paz del presidente Richard Nixon con Vietnam del Norte en enero de 1973, se acelerará una salida norteamericana y se hará poco para estabilizar un gobierno. En el caso de Vietnam, tomó dos años para que el "intervalo decente" de Henry Kissinger, expirara y para que Vietnam del Sur fuera invadido. "Trump no sería el primer presidente que exagera el significado de una tregua en un año electoral", dijo Joseph Nye, un prestigioso teórico de las relaciones internacionales. En 1972, "Nixon hizo grandes afirmaciones sobre una paz inminente en Vietnam", y fue sólo después de su reelección que la imagen de una frenética evacuación en helicóptero de Saigón vino a marcar el fracaso de EEUU en Vietnam.

"Afganistán en 2020, por supuesto, está impulsado por una dinámica diferente a la de Vietnam hace medio siglo. Pero hay ecos inquietantes", apunta el NYTimes. "Tres presidentes sucesivos han prometido la victoria en Afganistán". George W. Bush comenzó la guerra para cazar a Osama Bin Laden en los meses posteriores al 11 de septiembre de 2001. Sin embargo, pronto dirigió su atención a Irak. Barack Obama llamó a Irak un "error estratégico", pero prometió que Estados Unidos no perdería la "guerra buena", la de Afganistán. Sin embargo, su breve "oleada" no dio un golpe decisivo. Trump ha lamentado las "guerras interminables", y sabía que los votantes estaban interesados solo en una cosa: acabar con la participación en una guerra que se ha prolongado durante más de 18 años".

Cuando los historiadores miran hacia atrás, pueden concluir que Washington terminó como otras grandes potencias que entraron en las escarpadas montañas de Afganistán: frustrado, inmovilizado, ya no dispuesto a soportar los enormes costos. Los británicos se retiraron en 1842 después de sufrir 4.500 muertos. En 1919 renunciaron a su soberanía sobre el país. La Unión Soviética abandonó su esfuerzo de diez años por controlar el país en 1989, meses antes de la caída del Muro de Berlín.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario