El Mundo

Europa se movilizó contra la crisis y los duros planes de austeridad

Madrid/Roma/Atenas. — Trabajadores de 23 países de Europa, asolada en parte por la crisis de deuda, salieron ayer a las calles para protestar contra los duros recortes emprendidos por sus...

Jueves 15 de Noviembre de 2012

Madrid/Roma/Atenas. — Trabajadores de 23 países de Europa, asolada en parte por la crisis de deuda, salieron ayer a las calles para protestar contra los duros recortes emprendidos por sus gobiernos, mientras en España y Portugal se celebraron huelgas generales con algunos incidentes. Para España fue el segundo paro general en ocho meses contra los recortes del gobierno de Mariano Rajoy. Los gremios hablaron de un "seguimiento masivo", cercano al 80 por ciento. Hubo detenidos y heridos en enfrentamientos con la policía.

En Madrid, la policía cargó en varias ocasiones con bastones y balas de goma contra manifestantes que habían cortado el tráfico. Varios centenares de sindicalistas, estudiantes y miembros del "movimiento de los indignados" se concentraron en la Gran Vía. También en la Plaza de Cibeles hubo cargas. Según las autoridades, en las primeras 13 horas de huelga se arrestaron a 82 personas en todo el país y 34 resultaron heridas. En el sector industrial, el seguimiento del paro fue amplio, "en niveles próximos al cien por cien", según los sindicatos. El paro fue general en las grandes factorías automotrices como las de SEAT y Nissan en Cataluña y la de Volkswagen en Navarra.

La huelga se hizo sentir en el transporte. Los metros y colectivos públicos de Madrid y Barcelona funcionaron con servicios mínimos y sufrieron retrasos. Los puertos y aeropuertos tampoco funcionaron con normalidad. Se cancelaron cerca de 190 vuelos y otros salieron retrasados. La huelga tuvo además incidencia importante en el sector de la construcción. El seguimiento en el comercio fue desigual. Nunca antes un mismo gobierno español sufrió dos huelgas generales de 24 horas.

En Lisboa. El paro también tuvo un amplio seguimiento en la vecina Portugal, sobre todo en el sector público, informaron los medios y los sindicatos, en la primera jornada conjunta de huelga en la península ibérica. En Lisboa y otras ciudades no se recogió la basura, y en la capital no circuló el metro desde la medianoche del martes. Además del transporte público de cercanías y de larga distancia se vieron muy afectados el correo, los hospitales y las instituciones educativas. También permanecieron cerrados muchas tiendas y cafés, y los vuelos fueron cancelados.

Disturbios en Roma. En tanto, grupos de manifestantes se enfrentaron a la policía en Italia, dentro de la serie de protestas convocadas en toda Europa por la asociación sindical europea ETUC. En Roma, la policía usó gas lacrimógeno y avanzó con vehículos blindados para dispersar a un grupo violento de alumnos y estudiantes de la orilla del Tíber, que habían lanzado piedras, botellas y bombas incendiarias contra los agentes. La prensa habló de escenas que parecían de una guerra de guerrillas. En Turín, resultaron heridos cinco policías. Uno de ellos está grave después de que manifestantes destrozaran su casco con palos y bates de béisbol.

Grecia marchó en calma. La jornada fue mucho más tranquila en Grecia, uno de los países más afectados por la crisis. Con una suspensión de las actividades de tres horas, decenas de miles de griegos se sumaron ayer al día de protestas contra los recortes en toda Europa. No hubo sin embargo una huelga general como en España. La mayoría de quienes pararon son empleados públicos. La principal consecuencia es que las escuelas y ministerios estuvieron cerrados. Además, la prensa emitió solamente noticias relacionadas con la protesta.

También en Francia hubo protestas. Miles de personas manifestaron en París, pacíficamente. Las alrededor de 130 protestas en ciudades francesas no tuvieron grandes efectos en la rutina de los ciudadanos. Otros cientos de personas salieron a las calles en la vecina Bélgica, donde las protestas se concentraron en Bruselas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario