El Mundo

El Poder Judicial, en el punto de la mira

El juicio más importante del año se siguió en directo en todo Brasil.

Jueves 25 de Enero de 2018

El juicio más importante del año se siguió en directo en todo Brasil. La sesión estuvo llena de guiños que hacían referencia a las acusaciones que hizo la defensa de Lula sobre el carácter "político y no jurídico" del proceso. Una teoría apoyada por un centenar de juristas brasileños que hizo que ayer, además del ex mandatario, también se pusiera en el punto de mira a la Justicia brasileña.

El procurador del Ministerio Público Federal (MPF) encargado de la acusación, Mauricio Gerum, definió como "tropa de choque peligrosa" aquellos que decían que el proceso sería político y advirtió sobre "la gravedad de poner en duda al Poder Judicial del país". La defensa de Lula respondió: "Los que politizan el proceso son los procuradores de la operación «Lava Jato» con funcionarios que piden en las redes sociales la condena de mi cliente. ¿Desde cuándo un agente del estado hace algo así?", dijo el abogado Cristiano Zanin, refiriéndose al caso de uno de los empleados del MPF.

El letrado del ex presidente insistió en que la acusación no había aportado pruebas que identificaran que el inmueble fuera de su cliente: "¿Desde cuando un reportaje de un periódico da el título de propiedad de una vivienda?", ironizó Zanin refiriéndose al reportaje del diario Globo que decía en 2010 que Lula tenía un inmueble en esa región y que la acusación presentó como prueba.

La defensa solicitó la nulidad del proceso por falta de pruebas periciales y señaló que el juez Sérgio Moro no había conseguido caracterizar cuál era el acto de oficio de corrupción pasiva que había cometido Lula: "En la sentencia se habla de actos indeterminados, cómo es posible una acusación así", dijo Zanin. Sin embargo el juez Gebran, que defendió su voto por más de tres horas, respondió a la defensa que en el escándalo de corrupción del Mensalao (pagos de sobornos a legisladores) se sentaron precedentes de condenas por actos indeterminados por lo que "el acto de oficio no es fundamental para el crimen de corrupción pasiva" y recordó que los jueces estaban "para juzgar hechos y no personas".

Lula dio un primer discurso ayer cuando apenas se conocía uno de los votos. Aseguró estar "tranquilo" y reconoció "tener mucho trabajo por delante" para demostrar su inocencia. "Lo que me están haciendo no es nada comparado con lo que sufren millones de brasileños", gritó. Más tarde en otro acto conocido el fallo, se comparó con el ex jefe de Estado sudafricano Nélson Mandela cuando dijo: "El fue preso, luego regresó y fue presidente".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario