El Mundo

Bombardeos rusos dejan decenas de heridos y muertos en Siria

Al menos 17 civiles murieron y 60 resultaron heridos en ataques aéreos sirios y rusos contra Ghouta Oriental, una zona bajo control rebelde.

Domingo 07 de Enero de 2018

Al menos 17 civiles murieron y 60 resultaron heridos en ataques aéreos sirios y rusos contra Ghouta Oriental, una zona bajo control rebelde situada al oeste de la capital Damasco, informó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Entre las víctimas mortales habría dos niños y tres mujeres, según la información aportada por esta organización con sede en Londres y que basa sus informaciones en una extensa red de activistas sobre el terreno.

Uno de los ataques más devastadores se produjo en Hamuriya, donde habrían muerto 12 personas, según la fuente.

Ghouta Oriental, muy cerca de la capital, es una de las zonas más disputadas en la guerra civil del país. Allí se calcula que unas 400.000 personas permanecen atrapadas: la zona está bajo control rebelde, concretamente de grupos islamistas radicales, y las tropas del Gobierno mantienen un asedio sobre la misma que dura ya años.

Recientemente han aumentado los combates después de que los rebeldes consiguieran rodear una base militar del ejército con unos 200 soldados dentro.

Esta semana 30 civiles murieron en bombardeos a la región, entre ellos niños. Según los activistas, casi 100 civiles han perdido la vida desde finales de diciembre.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) se mostró alarmado por la dureza de los combates, señaló en Twitter. Además, los civiles atrapados viven en una situación humanitaria crítica desde hace meses.

Entretanto, las tropas del Gobierno sirio lograron nuevos avances en su lucha contra los rebeldes del noroeste del país, al conquistar dos localidades de la provincia de Idlib, según el Observatorio y medios cercanos al Gobierno.

La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) informó en Twitter que en la ciudad de Marat al Numan, controlada por los rebeldes, resultó dañado por tercera vez en pocos días el hospital de maternidad y clínica infantil, que ha quedado ya fuera de servicio. En los últimos días, aviones sirios y rusos bombardearon reiteradamente la región. Idlib es la última provincia del país que sigue casi totalmente en manos de las fuerzas de oposición, entre las que domina Tahrir al Sham, cercano a Al Qaeda.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario