Educación

Una nueva mirada sobre la orientación vocacional

Un libro con experiencias con personas con discapacidad, poblaciones rurales y carcelarias, entre otras.

Sábado 24 de Marzo de 2018

"Orientación vocacional con sujetos vulnerabilizados. Experiencias sociocomunitarias en los bordes" es el libro compilado por el psicólogo Sergio Rascovan. Reúne diferentes iniciativas desarrolladas en poblaciones muy diversas, y que no han sido tenidas en cuenta en la visión más tradicional de la orientación vocacional. La obra editada por Noveduc se presenta el próximo 2 de mayo, en la Feria del Libro en Buenos Aires.

   El libro compilado por el psicólogo, docente universitario e investigador Sergio Rascovan toma distancia de una única idea de "orientación vocacional", aplicada a quienes terminan una trayectoria escolar y en determinado momento de la vida. El trabajo resguarda ese término y lo abre a diferentes posibilidades e intervenciones. En esa mirada más amplia están las que llaman "intervenciones sociocomunitarias". "Es decir, entran en esta práctica, el derecho que todo sujeto tiene a decidir qué hacer en la vida, y esto tanto para quienes no están en las instituciones como tampoco nos consultan", dice Rascovan

   En esas posibilidades aparecen —continúa el especialista— "los pibes de sectores populares que no trabajan ni van a la escuela, también los adultos mayores, los que están en la cárcel, las poblaciones rurales, gente con discapacidad y con problemas de consumo". La intención es darle visibilidad a una práctica recluida a un sector de privilegio.

   "Orientación vocacional con sujetos vulnerabilizados" incluye un primer capítulo de orden conceptual (Contexto social, sujetos y prácticas), a cargo de Rascovan. Los siete restantes recopilan diferentes experiencias llamadas sociocomunitarias. Así el psicólogo Sergio Javier Enrique avanza sobre la orientación vocacional en sujetos con discapacidad, donde analiza "Lo vocacional como acontecimiento de una experiencia subjetivante"; Gabriela Suárez trabaja sobre jóvenes de sectores populares que quedaron afuera del sistema y María Marcela Alvarez Chamale sobre los jóvenes y consumos problemáticos.

   En otro capítulo Teresita Chá relata la experiencia de orientación con jóvenes privados de su libertad y en otro, Adriana Gullco con sujetos "trans". En el libro también se trata la orientación vocacional con adultos mayores, a cargo de María Luján Puzzi; y con jóvenes colonizados digitales rurales, en este caso por María Cristina Gijón.

Política pública

Rascovan aboga para que el principio de orientación vocacional sea tomado como una política pública. Asegura que la idea es que la escuela y, en general, todas las instituciones acompañen a los sujetos en las distintas transiciones y en los momentos de tomas de decisiones; y con prácticas muy diferentes a los clásicos test de orientación, pruebas, mediciones o diagnósticos. "Sostenemos en las instituciones dos ejes de trabajo— uno diacrónico que tiene que ver con el proceso escolar, a lo largo del recorrido, donde la práctica educativa es una práctica con un sentido estimulador de vocaciones, es decir pasar por una experiencia pedagógica que permita conectarse con muchas realidades. Es una forma inespecífica de hacer orientación. Y el eje diacrónico, que se articula con el sincrónico, es justamente cuando hay un corte en el trayecto escolar, porque termina un ciclo o nivel y el sujeto que transita debe tomar una decisión de cómo va a continuar. La institución es corresponsable de eso, con trabajo participativo junto a los estudiantes, para que no sea solo tarea de un profesor a cargo sino de toda la institución".


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario