Edición Impresa

Un 62 por ciento de los españoles quiere un referendo para decidir sobre la monarquía

El sondeo indica que esa mayoría apoya la sucesión de Juan Carlos a su hijo Felipe. Un 49 por ciento votaría por la corona y un 36 por ciento, por la república.

Lunes 09 de Junio de 2014

Una mayoría de los españoles, el 62 por ciento, espera que "en algún momento" se haga un referéndum sobre la monarquía, pero apoya la abdicación del rey Juan Carlos I y la sucesión en su hijo Felipe. Son datos que publica el diario El País, de Madrid, en base a un estudio de la empresa Metroscopía. Contra el 62 por ciento a favor de un futuro refereréndum, un 34 por ciento está en contra. Ante una consulta, un 49 por ciento de los españoles elegiría una monarquía, con Felipe como rey, frente al 36 por ciento que optaría por una república.

Mientras, el proceso de sucesión sigue adelante. Este miércoles la Cámara de diputados refrendará por amplia mayoría la abdicación del rey. Apenas un 10 por ciento de los diputados pedirá expresamente la celebración de un referéndum sobre el tipo de Estado. La izquierda radical lleva la voz cantante de este sector. La amplia mayoría de la Cámara baja, los dos partidos nacionales PP y PSOE más el pequeño Unión Progreso y Democracia (UPyD), votarán por la aprobación de la ley orgánica que habilita la abdicación y da paso a la sucesión. La norma será refrendada por el Senado una semana después, y así Felipe VI podrá ser proclamado el próximo 19 de junio, un día después de que su padre sancione con su firma la norma sobre su sucesión.

En el actual Parlamento español, conformado antes de la crisis del bipartidismo PP-PSOE que mostraron las elecciones europeas del pasado 25 de mayo, esas dos formaciones tienen más del 80 por ciento de los diputados. Las formaciones izquierdistas que abogan por la celebración de un referéndum representan menos del 10 por ciento de los diputados de esta legislatura. El sondeo fue realizado entre el 4 y el 5 de junio mediante 1.000 entrevistas, y tiene un margen de error de 3,2 puntos.

Pero el planteo de revisar la opción entre monarquía y república está en el aire, en "el sentimiento ciudadano", señala El País, y de ahí que en el sondeo que publica este medio la mayoría pida que "en algún momento", se haga la consulta respectiva. "La opinión del Parlamento no tiene traslación automática en la sociedad, donde hay muchos más matices y no parece un asunto resuelto entre los españoles", la forma del Estado. El sentimiento antimonárquico existe especialmente entre los votantes de izquierda, algo que es histórico, pero también se ha extendido entre los más jóvenes. Estos generalmente admiten haber votado a partidos de izquierda, y son los más partidarios de la consulta. Un 74 por ciento de los que tienen entre 18 y 34 años quieren votar sobre el modelo de Estado.

Desfile y despedida.El rey Juan Carlos se despidió en Madrid de los militares españoles en su último acto como jefe del ejército antes de dejar la corona en manos de su hijo. En el acto central del día de las fuerzas armadas, el monarca estuvo acompañado por la reina Sofía y por los futuros reyes, Felipe y Letizia, en su primera aparición conjunta desde que anunció su decisión de abdicar el pasado lunes. Juan Carlos fue recibido en la plaza de la Lealtad de Madrid con aplausos y vítores por parte de un grupo de ciudadanos, antes de que arrancara un homenaje a los militares fallecidos en servicio. "¡Viva el rey!", "¡Viva la monarquía!", fueron las proclamas que lanzaron los asistentes mientras agitaban banderas de España durante el desfile.

La primera aparición de los reyes de España junto a los futuros monarcas, Felipe y Letizia, despertó gran expectación. Durante el acto institucional, y en medio de la solemnidad, se apreciaron algunos gestos de complicidad entre el todavía monarca y su hijo y heredero. En la tribuna de honor, Juan Carlos presidió el desfile militar ataviado con el uniforme de capitán general del ejército. A su lado, Felipe vestía el uniforme de gala de capitán de fragata. Los actos del día de las fuerzas armadas se convirtieron así en un homenaje al rey saliente, destacaron los medios españoles. Ayudado por un bastón, el rey saludó a las autoridades y conversó unos minutos con ellas antes de subir al vehículo oficial que lo trasladó al palacio real para ofrecer una recepción en la que se despidió de la cúpula militar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario