Edición Impresa

Roberto Piazza fue asaltado y aseguró que se va del país

Piazza descargó su bronca por el nuevo hecho de inseguridad que le tocó vivir y ya anticipó que se mudará de barrio y que mudará a Estados Unidos.

Domingo 16 de Junio de 2013

El diseñador Roberto Piazza denunció ayer que un grupo de delincuentes ingresó a su casa de San Isidro y le robó casi 100 mil dólares y joyas mientras realizaba una obra teatral, por lo que evalúa irse del país y pidió “la pena de muerte para los delincuentes, asesinos y corruptos”.

  Piazza descargó su bronca por el nuevo hecho de inseguridad que le tocó vivir y ya anticipó que se mudará de barrio y que mudará a Estados Unidos.

   El asalto, según detalló el diseñador, se produjo entre las 20 de anteayer y las 3 de ayer en la propiedad situada en el barrio Santa Rita de la localidad bonaerense de Lomas de San Isidro.

   “Sufrí el cuarto robo de mi vida, la cuarta violación de mi vida. Ayer fui al teatro para hacer mi función y cuando llego a las tres de la mañana a mi casa y veo todo roto. Los ladrones entraron por la parte de atrás, rompieron el portón del parque, rompieron las luces y destrozaron todo lo que se te ocurra y más”, reveló.

   Piazza aseguró que se mudará de su casa a la de unos amigos del barrio porteño de Belgrano y que luego se irá a vivir a Estados Unidos y sólo vendrá al país por trabajo.

   El modisto lamentó la situación, ya que esa quinta la compró cuando se casó con el bailarín Walter Vázquez en 2010 tras la sanción de la ley de matrimonio igualitario.

   Sobre el hecho, contó que descubrió el robo cuando regresó con su marido a su casa a las 3 de la mañana, después de dar una función de “Roberto Piazza: baladas y blues” en el teatro Moulin Bleu de Rodríguez Peña al 400.

   Dijo que los delincuentes “parecían ensañados conmigo. Me rompieron los cajones, los cuadros y hasta una estufa para ver si tenía algo adentro. Después se llevaron todas las cosas más importantes de mi vida”, relató el modisto.

   Piazza enumeró que en su casa tenía varios cheques para efectuar mañana diferentes pagos a sederías, talleres y modistas y también había bastante dinero en efectivo para abonar gastos del teatro.

   “Pero lo que más me dolió fue que se llevaron las joyas de mi madre; había un montón de collares de ella más los que yo compré en estos años, los que diseño y los que me regalan. Porque amo las joyas”, remarcó.

   El modisto dijo que había algunas joyas de Swarosky y también se llevaron los anillos de su casamiento, que eran de oro amarillo y diamantes, y estimó en 100.000 dólares el monto de todo lo robado.
  Agregó que sólo le dejaron un reloj y un anillo que encontró tirados en el piso.

   Dijo que le llamó la atención que no robaron nada de ropa ni electrónicos y especuló que “se llevaron lo que se puede comercializar rápidamente”.

   “No quiero vivir más en la Argentina, no hay seguridad para nadie, todo esto es una cosa muy trágica”, opinó y recordó que sus vecinas, las cantantes Valeria Lynch y Patricia Sosa, también fueron víctimas de robos en el mismo barrio.

   El diseñador lamentó que esto lo ocurriese en vísperas del inicio de una gira con su nuevo musical teatral, “Intimo: mi música, mi moda, mi vida” que se estrenó anoche en La Plata y luego recorrerá otros puntos de la provincia de Buenos Aires.

   La policía trabajó en busca de alguna pista para dar con los delincuentes, en tanto que se pedirán imágenes de cámaras de seguridad de la zona para ver si se captó el ingreso o egreso de la banda.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario