Edición Impresa

Pico Mónaco logró el título y ahora es top ten

Se derrumbó en el piso, llevó las manos a la cara y lloró por largo rato. Juan Mónaco vivió uno de los momentos más intensos de su carrera. Fue una emoción doble que explica esa reacción del tenista. No sólo se consagró en el ATP 500 de Hamburgo sino que por primera vez pasará a formar parte del selecto grupo de los diez mejores a partir de hoy cuando se actualice el ranking mundial.

Lunes 23 de Julio de 2012

Se derrumbó en el piso, llevó las manos a la cara y lloró por largo rato. Juan Mónaco vivió uno de los momentos más intensos de su carrera. Fue una emoción doble que explica esa reacción del tenista. No sólo se consagró en el ATP 500 de Hamburgo sino que por primera vez pasará a formar parte del selecto grupo de los diez mejores a partir de hoy cuando se actualice el ranking mundial.

Mónaco saltará del puesto 14º del escalafón al 10º a partir de la victoria en la final de ayer sobre el alemán Tommy Haas por 7/5 y 6/4, alcanzando así su tercer título de la temporada (los anteriores fueron en Houston y Viña del Mar), y el sexto de su carrera.

El tandilense se desquitó de alguna manera de la final perdida hace una semana, también en suelo alemán, ante el serbio Janko Tipsarevic, en el ATP 250 de Stuttgart.

Además se dio el gusto de convertirse en el undécimo argentino en ubicarse en el top ten. Los otros fueron Guillermo Vilas (mejor puesto, 2º), Guillermo Coria (3º), David Nalbandian (3º), Juan Martín Del Potro (4º y actualmente 9º), José Luis Clerc (4º), Gastón Gaudio (5º), Alberto Mancini (8º), Guillermo Cañas (8º), Mariano Puerta (9º) y Martín Jaite (10º).

Ayer, Mónaco fue paciente y contundente para consagrarse en el polvo de ladrillo de Hamburgo. El primer adjetivo le cupo durante los momentos en los que Haas le planteaba un partido palo por palo.

El segundo, en tanto, sienta bien para graficar los momentos clave en los que tuvo la chance de inclinar la balanza en su favor y lo consiguió.

El primero de ellos fue el quiebre en el undécimo game del primer set que lo dejó 6/5 arriba y con la posibilidad de cerrar el parcial con su saque, ocasión que al final capitalizó.

La restante llegó en el segundo set luego de un quiebre propio, una devolución de gentilezas y un rompimiento en el noveno juego que lo dejó otra vez con la posibilidad no sólo de cerrar el parcial sino de asegurarse el título.

Y Pico no falló. Perdió el primero de los match point pero en el siguiente, parado junto a la red, la pasó con un toque sutil para luego tirarse al suelo y festejar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario