Edición Impresa

La feria tecnológica de Las Vegas este año abrió con ruido de motores

Samsung y LG presentaron sus pantallas curvas de televisores HD de 105 pulgadas. El Consumer Electronics Show (CES) refleja cada año lo flamante del mundo tecno: esta vez sorprendieron los autos.

Miércoles 08 de Enero de 2014

Los fabricantes de televisores de ultra alta definición multiplican sus demostraciones en el Salón Internacional de la Electrónica de Consumo (CES), que abrió ayer en Las Vegas, para hacer gala de una calidad de imagen increíble. Apuntando al principal evento cosmopolita y deportivo del año, el Mundial de Fútbol en Brasil, Samsung y LG presentan sus televisores ultra HD con pantallas curvadas de 2,66 metros de diagonal; es decir, 105 pulgadas en formato 21:9, parecido al que usan las películas de cine.

Pero no es la única demostración de calidad tecnológica que sorprende a los visitantes. La automotriz Toyota exhibe el modelo de automóviles con pila de combustible que pondrá a la venta en 2015 en Estados Unidos. El coche tiene propulsión electrónica y la electricidad es generada por tecnología de pilas de combustible. El depósito se llena con hidrógeno.

A la vez, un nuevo tipo de carrera de autos está haciendo su debut: el campeonato de Fórmula E. Los autos, muy parecidos a los de Fórmula 1, son totalmente eléctricos, no tienen rastro de tubo de escape y pueden llegar a los 250 kilómetros por hora.

Durante una improvisada carrera afuera del hotel casino Mandalay Bay, el piloto brasileño Lucas di Grassi mostró las capacidades del Spark-Renault SRT—01 dando cerradas vueltas, acelerando hasta quitar el aliento y frenando en seco.

Entre los accesorios (gadgets) que siempre atraen, se presentan los brazaletes con sensores cada vez más avanzados gracias a los cuales podemos tener gráficos de cómo ha variado nuestro peso en los últimos dos meses o si nos hemos movido mucho de la silla o no. A la compañía Fitbit, que abrió el mercado, se unieron Jawbone, Wiithings y Nike.

La fiebre de medidores de actividad (un verdadero "personal trainer") está alimentada por un creciente mercado de 400 millones de dólares anuales. Parte de la gracia de estos sistemas está en comparar los resultados propios con los de amigos y conocidos, por ejemplo los pasos dados en un día.

El CES también concentra la mayor colección mundial de aplicaciones (apps). "Las aplicaciones se han transformado en parte de nuestra vida cotidiana, utilizadas en los teléfonos, computadoras, tabletas y tecnologías para vestir, como los relojes o las gafas interactivas", dijo Gary Shapiro, presidente del comité organizador.

En el salón hay áreas temáticas de productos para niños, personas mayores u hogares, en el campo de la salud, la robótica o tecnologías para vestir.

Televisores. Los también denominados televisores 4K, en referencia a la resolución de sus pantallas que casi alcanzan los 4.000 pixeles (a menudo la resoluciópn de los plasmas es de 3.840 por 2.160), están a la vanguardia de la tecnología desde el año pasado.

LG y Sony cuentan en gran parte con Netflix. Sus nuevos televisores deberán permitir ver desde este año en streaming (sin descarga previa) películas y series ofrecidas en 4K por el grupo estadounidense.

Además de Netflix, Samsung también anunció una asociación con el servicio de video en línea de Amazon y con grupos de televisión como Comcast y DirectTV, para reforzar la oferta de contenidos con la esperanza de "acelerar la adopción de los consumidores".

"El streaming será la principal forma en la que los consumidores recibirán los contenidos 4K", aseguró Reed Hastings, director general de Netflix, al destacar que su grupo desarrollará su oferta de videos filmados y post producidos en 4K. Será el caso de la segunda temporada de la popular serie original "House of Cards".

Amazon también anunció que producirá series en formato ultra HD, mientras que YouTube prevé realizar demostraciones de difusión de contenidos 4K en el CES.

Higiene bucal

El salón CES sirvió para la presentación de un “cepillo inteligente”: un dispositivo con un sensor que detecta cuánto sarro se elimina en cada cepillado dental. Desde el cepillo los datos se transmiten a una aplicación en el teléfono inteligente y el usuario sabe si ha hecho una limpieza debida.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS