Edición Impresa

Investigarán entorno del militar que violó a su hija

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, se reunió con Rocío Girat, sometida por un suboficial de la Armada durante cuatro años.

Viernes 26 de Septiembre de 2014

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, anunció ayer que la Armada abrirá una investigación interna para determinar si hubo personal que encubrió al suboficial que fue condenado a 14 años de prisión por violar a su hija durante cuatro años, hechos que ocurrieron en el domicilio de la víctima y en la base naval de Mar del Plata.

Rossi recibió en la sede del Ministerio de Defensa a Rocío Girat, quien actualmente tiene 20 años y quien fue sometida por su padre desde los 13 hasta los 17 años, y a sus familiares en una reunión que duró una hora y media.

"La más positivo de este encuentro es que la Armada va a iniciar una investigación adentro porque estoy segura de que hay más de una Rocío adentro", dijo la joven luego de la reunión.

Para la víctima, "de la misma manera que yo ingresaba a la base naval a las doce de la noche y salía a las 3 de la mañana y fui violada ahí adentro, puede haber otras chicas a las que les pasó lo mismo y no hablan por temor, por el mismo miedo que ellos que son militares te hacen tenerles, pero yo no les tengo más miedo".

Anteayer el Tribunal en lo Criminal 3 de Mar del Plata encontró al suboficial Marcelo Alberto Girat, un suboficial del área de Contrainteligencia de la Armada de 41 años, autor penalmente responsable del delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo en perjuicio de su hija y lo condenó a 14 años de prisión, pero con arresto domiciliario hasta tanto la sentencia quede firme, medida que provocó la indignación de allegados a la víctima y la intervención posterior de la policía.

"Esperaba que vaya preso", aseguró Rocío, y afirmó "al principio me derrumbó, pero ahora me da más fuerzas, porque yo lo voy a ver, va a ir preso 14 años. Es un violador".

Rocío relató que si bien los hechos comenzaron cuando tenía 13 años fue recién en el 2011 que la madre descubrió lo que estaba sucediendo.

"Mi mamá encontró cartas que él me escribía manifestando su enamoramiento y fue ahí cuando me dijo: «Yo sé la verdad, sé lo que está pasando». Entonces fuimos juntas a hacer la denuncia".

Roció agradeció el acompañamiento de las autoridades de Mar del Plata, de sus familiares, de distintas organizaciones sociales y aseguró que "hace tres años cuando hicimos la denuncia estábamos solas, ahora ya no y eso es muy importante".

Como mensaje a todas las "chicas que viven una situación así" , la joven pidió que "denuncien; no hay que tener miedo".

Rossi remarcó que la decisión de destituir al suboficial violador se tomó ayer "a partir de la sentencia de primera instancia, cuando quedó comprobado que la violación se consumaba también en la base naval de Mar del Plata en el momento en que este oficial hacia guardias. Esto es una falta gravísima".

"Así como la destitución es lo que correspondía hacer en este caso, para nosotros también es una señal ejemplificadora hacia el interior de las Fuerzas Armadas: nadie que porte un uniforme debe entender que ese uniforme da más poder, sino que por el contrario da más responsabilidades y éstas tienen que ser asumidas como tales", aseguró el funcionario.

Asimismo, anunció que, en base a los relatos tanto de Rocío como de sus familiares "en lo que concierne a la acción como institución, hemos abierto una nueva investigación para analizar cada uno de los hechos que la joven nos contó para tener con claridad cuales son las responsabilidades" del resto del personal.

"En el caso que hubiese existido alguna responsabilidad o que se haya cometido alguna situación que estuviese rayando el encubrimiento no vamos a tener contemplación con los que la hayan cometido", afirmó Rossi y apuntó que de ser así "aplicaremos las acciones correspondientes" con quien esté implicado.

"Seremos inflexibles a la hora de determinar responsabilidades. En las Fuerzas Armadas no hay lugar para estos aberrantes hechos", insistió el ministro.

"Queremos pedirle perdón por no haber estado antes en esta circunstancias, pero también darle nuestro compromiso de acompañarla a ella y a sus familiares", dijo Rossi.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario