Edición Impresa

El Papa subió al papamóvil a un sacerdote argentino

El Papa Francisco volvió ayer a sorprender a todos cuando en pleno recorrido por la plaza San Pedro subió a su papamóvil a un sacerdote argentino, que saltó la valla de seguridad para estar...

Jueves 09 de Enero de 2014

El Papa Francisco volvió ayer a sorprender a todos cuando en pleno recorrido por la plaza San Pedro subió a su papamóvil a un sacerdote argentino, que saltó la valla de seguridad para estar más cerca del Pontífice, quien al verlo le dijo: "Vení, subí".

Se trata de Fabián Báez, un cura oriundo de Misiones que ejerce la orden sacerdotal en la parroquia Nuestra Señora del Pilar del barrio porteño de Recoleta, quien conoce al Papa porque fue quien lo ordenó diácono y sacerdote cuando era cardenal.

"El pobre cura que hoy subió al papamóvil", así se autodefinió Báez en su cuenta de la red social Twitter, poco después del acontecimiento que recorrió las tapas de los portales del mundo.

El inusual hecho se dio cuando Báez intentó captar la atención de Francisco cuando el vehículo pontificio pasaba cerca de él. "¡Santo Padre!, feliz año nuevo" le gritó el cura, y el Papa, al verlo, exclamo: "Fabián, ¿qué hacés aquí?, vení, subí", le respondió Jorge Bergoglio.

Ante el ofrecimiento, el sacerdote argentino, que nació en Posadas, Misiones, subió inmediatamente al asiento trasero del vehículo y allí permaneció, con cara de sorprendido y muy sonriente, hasta que terminó el recorrido. "La foto va a dar vuelta al mundo", le anticipó el ex arzobispo de Buenos Aires.

Báez, que es activo en las redes sociales, no tardó en contar su primera impresión de su particular encuentro con el Sumo Pontífice: "Voy a cambiar mi bio (biografía). El pobre cura que hoy subió al papamóvil con el #PapaFrancisco", escribió en Twitter.

En episodio se dio durante el habitual recorrido del Papa por la Plaza de San Pedro, luego de la misa de los miércoles, hasta donde baja a saludar a los fieles y a los curiosos, previo a la audiencia de todas las semanas.

"El Papa Francisco para mí siempre fue un sacerdote cercano", sostuvo Báez, y destacó la "bondad" del Pontífice y el sentido que le imprime a su tarea. "Muestra lo que es la fe, saber que esta vida no es simplemente lo que se ve, que hay sentido, un para qué", afirmó.

La madre del cura, quien mantuvo una comunicación telefónica con su hijo en las últimas horas, dijo que "por lo que nos contó Fabián, primero llamó varias veces a los gritos al Papa, pero este no lo escuchaba". Después, por indicación de uno de los acompañantes de Francisco, el Papa lo ubicó entre la gente y le gritó: "Fabián, Fabián vení".

El gesto, al margen del cerrado protocolo que rige en la Santa Sede, fue recibido con suma emoción por los familiares del sacerdote en Posadas, según expresó la mujer.

La madre del párroco, conocida con el apodo de Maruja, relató que su hijo "viajó a Roma hace varios días, invitado por el Papa para un congreso que se realizará el 20 de este mes, pero aprovechó para visitar también España y Bosnia".

Desde la iglesia Nuestra señora del Pilar, donde el cura ejerce su trabajo pastoral, aseguraron a DyN que la relación entre Francisco y Báez comenzó hace muchos años y que fue Jorge Bergoglio, entonces cardenal, quien en el año 2000 lo ordenó sacerdote.

Luego del encuentro, Báez dijo que tras subir al papamóvil "me quedé sentado en la parte de atrás, cambiamos pocas palabras. Me pidió que rezara por él. Yo quería ver al obispo que me ordenó; luego empezó la catequesis", dijo el religioso.

El sacerdote admitió que se "moría de vergüenza, en medio de todos; al principio cuando me llamó, dudé, pero cuando me di cuenta, ya estaba arriba del papamóvil paseando con el Papa".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS