Bella Vista

Bella Vista: la historia de la segunda casa leprosa

Bella Vista comenzó a producir hace más de 35 años, en la presidencia de Botti y por sugerencia de Griffa, con parte de la venta de Ramos y aporte de jugadores

Viernes 31 de Julio de 2020

El 5 de julio de 1984 no figura en las efemérides que publican las cuentas oficiales de Newell’s y no es una fecha que esté en la memoria del pueblo leproso, como el 2 de junio de 1974 con el primer título ante Central, o el 9 de julio de 1991 en la Bombonera. Pero es una fecha que tendría que figurar en mayúsculas en el almanaque de los acontecimientos históricos leprosos. ¿Por qué? Porque esa noche una asamblea extraordinaria aprobó el boleto de compra-venta de la primera compra de los terrenos donde se encuentra el Centro de Entrenamiento Jorge Bernardo Griffa(ex predio Bella Vista). Un hecho que hoy cobra mayor trascendencia a partir de la adquisición de las 8 hectáreas contiguas anunciadas por la dirigencia rojinegra y por eso no sería extraño que a partir de ahora sí tenga un círculo en rojo marcado en grande. De hecho, no hizo más que volver a poner en perspectiva aquella gestión inolvidable del contador Armando Botti, que quizás merezca también un nombre en letras doradas para el nuevo lugar.

Fue el mismo Maestro Griffa quien convenció al presidente Botti de utilizar parte del dinero de la venta del goleador histórico del profesionalismo de Newell’s, Víctor Rogelio Ramos, al Nantes de Francia para adquirir unos terrenos que “estaban enfrente del Canal 3 donde entrenaban algunos días los juveniles de Newell’s, que eran un basurón pero que lo necesitaba para llevar a cabo el proyecto que tenía en mente”. También los jugadores de entonces aportaron a la causa. La primera compra fue de alrededor de 11 hectáreas, más exactamente 11 hectáreas, 17 áreas y 20 centiáreas. Según reza la memoria y balance del club de 1984, el terreno medía un total de 205,34 metros de frente x 541,81 metros de fondo, por el cual se abonó “un precio total, fijo e inamovible de pesos argentinos tres millones ochocientos mil”. En julio de ese año el dólar estaba a 82,25 pesos argentinos, por lo cual la compra se hizo estimativamente por el valor de 46.200 dólares. Sin dudas, una muy buena operación financiera.

Esta histórica asamblea estuvo presidida por el presidente contador Armando Botti Esta histórica asamblea estuvo presidida por el presidente contador Armando Botti, el doctor Delquis A. Boeris en calidad de vicepresidente y el doctor Mauricio Nudemberg como secretario. Y participaron varios socios que ejercieron cargos directivos como recientemente José Menchón, y otros lo hicieron y además tuvieron un importante rol opositor, como Daniel Giraudo. Ambos figuraron como oradores de esa histórica jornada y aprobaron la moción de comprar los terrenos, contra la opinión de algunos que argumentaban que se trataba de un basural, ya que muy cerca estaba el depósito de desechos de la ex empresa 9 de Julio (ver aparte). Y a partir de ahí, Griffa empezó la producción futbolística a gran escala, la misma que antes debía hacer en canchas prestadas, como las de la escuela Sagrado Corazón o Sparta.

En 1988 se adosaron otras 5 hectáreas bajo la presidencia de Eduardo Gallo, se hizo la pileta olímpica que luego fue sepultada en el mandato de Eduardo López, Bella Vista prácticamente empezó a cerrarse a los socios y en 2010, luego de asumir Guillermo Lorente, muchos recuerdan la cena de los mil dólares, donde con 140 comensales la recaudación permitió remodelaciones impostergables. En este último período, y conjuntamente con la extraordinaria donación que hizo Marcelo Bielsa para el lujoso hotel para la primera división, inaugurado el 3 de noviembre de 2018, se realizaron un montón de obras que potenciaron el predio, pero ahora el nuevo terreno saldará una deuda histórica: la de abrirlo nuevamente a los asociados.

Primer clásico de AFA

Si bien ya se habían disputados clásicos en la Rosarina, el sábado el 5 de diciembre de 1992 jugaron por primera vez Newell’s y Central en Bella Vista por AFA. Los rojinegros habían ingresado en 1989 con sus divisiones mayores (4ª, 5ª y 6ª) y ya tenían en su haber varias vueltas olímpicas. De hecho, desde que ingresaron en inferiores ganaron 36 títulos y la Lepra, después de Boca (58), es el equipo que más campeonatos logró. Mientras que los canallas, también con sus divisiones mayores, ingresaron tres años después en 1992.

El fixture hizo que se enfrentaran en la última fecha. El primer partido era el de 6ª división (categoría 1976) y tenía el condimento de que si Central ganaba se quedaba con el título. En un partido emocionante, los rojinegros dirigidos por Rodolfo Ingaramo, ganaron 2 a 1 a los canallas de Pancho Erausquin y lo dejaron sin título. Los goles de la Lepra los convirtieron Bruno Giménez (hoy Marioni) y Cristian Jeandet. En tanto Adrián Chiodi hizo el tanto auriazul.

Newell’s formó ese día con: Sebastián Cejas; Andrés López, Daniel Paloma, Juan Pablo Vojvoda y Sebastián Cavalli; Gustavo Biaggini, Carlos Carreño, Alejandro Frairía (Juan Ojeda), Diego Garay (Alejandro Juárez), Cristian Jeandet y Bruno Giménez. Suplentes: Roberto Mongelo, Marcelo Ramos y Diego Cambiasso. El árbitro fue el extinto Fabián Madorrán y al final hubo incidentes que decidieron al suspensión de 4ª y 5ª.

Opinión bien desde adentro

joseluisconde.jpg

José Luis Conce (encargado de obras)

“Uno de los más grandes presidentes que tuvo Newell’s, Armando Botti, compró las primeras casi 12 hectáreas y luego Eugenio Gallo adquirió otras 5. La verdad que para mí son dos próceres de la historia del club. La superficie que tiene el predio es de casi 17 hectáreas y con estas poco más de ocho, más otras 3 que están en litigio con la Municipalidad de Rosario, llevaría a Bella Vista a casi 30. No debe haber muchos clubes en el país ni en el mundo que puedan tener un complejo así”.

“Una gran parte del lote nuevo será para la actividad social, que la verdad hacía mucha falta. Y se le dará espacio a aquellas actividades deportivas que Fifa viene exigiendo para todos los clubes con fútbol profesional, como el femenino, el futsal o el fútbol playa. Además lo que tiene de bueno es que da a una calle y que por lo tanto puede tener un ingreso totalmente independiente al actual. Y lo interesante de esta compra de terrenos es que son lindantes, eso la valoriza más”.

“La donación que hizo Marcelo Bielsa, otro prócer histórico del club, le dio un salto de calidad tremendo al complejo. Y ahora, con muchos socios arquitectos que seguramente estarán deseosos de colaborar con esta obra, haremos un concurso de ideas para encarar el nuevo proyecto”.

anselmi.jpg

José Menchón (secretario hasta 2018)

“Fue una decisión muy buena la compra. Al principio se había pensado solo para el fútbol. Pero como eran años difíciles se incorporaron actividades sociales, con parrilleros, torneos internos y una pileta inmensa tapada por López, que literalmente devastó Bella Vista. Con Llorente la política cambió. La tecnología era otra y nos adaptamos, ya que la mentalidad de los chicos es otra. Hoy un pibe de 14 años tiene las mismas necesidades que un profesional”.

borrelli.jpg

Enrique Borrelli (coordinador de inferiores)

“Para nosotros significa un gran paso adelante porque nos permite conformar una estructura impecable para el fútbol de Newell’s. Esto por supuesto nos obliga a trabajar de la mejor manera porque las comodidades son increíbles. Las primeras 8 hectáreas van a ser divididas parte en el proceso deportivo y parte en un gran emprendimiento social para los socios de nuestra institución. Mientras que las otras 4 hectáreas que probablemente se logren serán utilizadas para mejorar la calidad en zona de entrenamientos”.

anselmijuancruz.jpg

Juan Cruz Anselmi (ayudante de Borrelli)

“Teniendo en cuenta que el Centro de Entrenamiento Griffa ya era una de los mejores del país, no tengo dudas que con la incorporación de estas 8 hectáreas va a estar entre los mejores de América. Con la adquisición de este terreno inmenso lógicamente se va a potenciar cualitativa y cuantitativamente todo el proceso de entrenamiento. Los objetivos son variados. Ya que no solo va a abarcar el fútbol sino los deportes amateurs y por supuesto lo social”.

cozzoni.jpg

Ariel Cozzoni (ex coordinador infantiles)

“Me parece una inversión bárbara. Newell’s paga una suma importante para salir de la convocatoria de acreedores y ahora pagará lo mismo para agrandar Bella Vista. Como jugador no lo pude disfrutar mucho, pero sí aportamos en esa época para construir y comprar las tierras. Luego tuve la fortuna de trabajar en Malvinas y ver de adentro el desarrollo que tuvo me produce como hincha un orgullo muy grande”.

giraudo.jpg

Daniel Giraudo (referente de la política)

“En 1984 empecé a colaborar con la comisión directiva que manejaba un prócer como Armando Botti, con un montón de grandes personas. Una gente increíble. El contador dejó marcada mi vida para siempre. Intachable. El club venía de sufrir una severísima crisis económica y había tenido que vender la sede de calle Wheelwright y unos terrenos sobre Circunvalación. Y a pesar de todo eso, avanzaron en la idea de que Newell’s debía tener un predio propio para que el trabajo de jorge Griffa, que entrenaba en muchos lugares como Sagrado Corazón o Sparta, tuviera lugar donde concentrarse. Y ese lugar fue Bella Vista, bautizada hoy Jorge Grifa”.

“El tiempo le dio la razón a todos ellos. Newell’s se fue transformando con un predio propio donde surgieron todos los que salieron campeones del 88 o los de Marcelo (Bielsa). Fue la cuna de un nuevo club. La historia lo dejará a Armando como el hombre visionario que compró el predio por un dinero que no era tan alto y hoy tiene un valor increíble”.

“El proceso siguió con Eduardo Gallo, con la construcción de una enorme pileta para el bienestar de los socios y que Eduardo López tapó con tierra, en uno de los tantos hechos irracionales que cometió. Con Guillermo Llorente se reavivó la actividad dentro de lo que pudo. En eso Carlos Altieri y Fabio Cicutti colaboraron muchísimo. Luego llegó la gran donación del mal llamado Loco Bielsa, habría que llamarlo Genio. Y la gestión actual de los dos últimos años de Cristian D’Amico lo ha terminado de transformar en un vergel”.

“Me tocó ser orador en la asamblea, proponiendo la aprobación, contra mucha gente que decía que comprábamos un basural. De lo más orgulloso que debo estar fue de apoyar firmemente la compra de nuestra segunda casa, Bella Vista”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario