Economía

"Las fábricas cambiaron con los protocolos"

El empresario, socio gerente de la empresa Liliana, expuso los ejes de su gestión en la Aderr y destacó la importancia de no frenar la actividad industrial

Domingo 25 de Abril de 2021

La segunda ola de Covid amenaza el proceso de reactivación económica. “La industria es algo que debería seguir funcionando sin problemas”, dijo en forma contundente el empresario Leonardo Jacobson, socio gerente de la empresa de electrodomésticos Liliana y flamante presidente de la Agencia de Desarrollo Región Rosario (Aderr) en representación de la Asociación Empresaria de Rosario, quien aseguró que muchas fábricas de la región se han transformado en función de los nuevos protocolos sanitarios por la pandemia.

El empresario explicó que para blindar la reactivación frente a la pandemia es clave “saber explotar todos los canales de comercialización que sean a distancia, o de manera on line y establecer los vínculos con los clientes más allá de la presencialidad”.

Por otra parte, Jacobson valoró la administración del comercio exterior que está realizando el gobierno nacional, fundamentalmente para que la industria no encuentre un cuello de botella en la adquisición de insumos. “Si hay algo que este gobierno no quiere es trabar la industria, sería ir en contra de su política económica”, subrayó.

—¿Cuáles son los desafíos en esta gestión al frente de la Agencia de Desarrollo Región Rosario (Aderr)?

—Estamos en momentos muy desafiantes en todo sentido pero tenemos muchos desafíos las instituciones y sobre todo las empresas que las conforman. En el caso de Aderr, es una agencia de desarrollo económico del sur de la provincia y engloba a varias instituciones y municipios y comunas. Hoy el desafío es muy importante. Hay muchas pymes que están necesitando de las asociaciones, de la Nación, la provincia y de los municipios. Aderr oficia como una ventanilla de todas las herramientas que existen en estos ámbitos.

—¿Qué sectores son los que más demandan financiamiento?

_La necesidad de financiamiento es algo compartido en todas las ramas y sectores. Por la pandemia se generaron y existen desde el año pasado, distintas líneas de emergencia para Covid, como se las denomina. Estuvieron funcionando muy bien durante 2020 y Aderr estuvo trabajando muchísimo en esto, administrando los fondos y direccionándolos a las pymes que las necesitaban. Este año pensamos que va a haber algo similar y trabajamos en muchas líneas de financiamiento propias como los fondos rotatorios que tenemos y haciendo también de nexo con las que ofrecen Nación, provincia y municipios. El gobierno santafesino salió con el programa “Santa Fe de pie”, que tiene distintas líneas para diversas ramas y rubros con la idea de que todas las pymes puedan acceder al financiamiento que necesitan. Hoy la necesidad es clara y tenemos que estar a la altura de las circunstancias.

—¿Qué montos de financiamiento se dieron el año pasado?

_Nosotros desde Aderr llegamos a financiar alrededor de $ 20 millones en distintos programas y, luego está también lo que se financió a través de las distintas ventanillas donde hicimos el nexo con las líneas del Banco Nación, el Bice o la entidad bancaria que correspondía en cada caso.

— Además de financiamiento para responder a la urgencia de la pandemia ¿qué otros servicios demandan las empresas que Aderr puede prestar?

_Las empresas hoy, aparte del financiamiento, están demandando mucho todo lo que es capacitación. Tuvimos varias reuniones con distintos asociados, que son cámaras, y el común denominador es eso. En distintos ámbitos, como puede ser comercio exterior, management, etcétera. Aderr tiene especial dedicación a los emprendedores y estamos siempre diseñando capacitaciones, charlas, para los nuevos “valientes” que están con proyectos y necesitan una mano.

—¿Cómo se puede evitar que la segunda ola de Covid detenga la reactivación que comenzó a darse en distintos sectores?

_La pandemia nos ha demostrado que todas las planificaciones que podamos hacer quedan cortas. Estamos ante algo muy desconocido. Teníamos un desconocimiento absoluto en la primera ola y ahora nos sorprende también. Respecto de la parte económica para que no nos afecte hay que estar muy atentos en las empresas, cada una debe saber explotar todos los canales de comercialización que sean a distancia u on line. De manera que si tenemos un comercio que esté restringido o imposibilitado de abrir, podamos lograr continuar con las ventas llegando de otra manera al consumidor. Eso desde el punto de vista comercial. Pero en general, la idea es poder establecer los vínculos y contactos con nuestros clientes más allá de la presencialidad. Hay que centrarse en eso, con todo lo que implica y aunque no sea fácil. Obviamente es un gran desafío para todas las empresas poder lograrlo. No descartamos que va a tener un impacto la segunda ola de Covid, especialmente en el rubro gastronómico hotelero, que ya venía con problemas. Para ellos estarán las líneas de financiamiento de emergencia de Covid, que seguramente la provincia estará anunciando en poco tiempo y nosotros administrando en todo lo que podamos.

— ¿La industria está en condiciones de continuar sin generar un riesgo sanitario?

_Sí. Creo que quedó demostrado el año pasado que los contagios no se generaron dentro de las industrias. Obviamente dentro de las que aplican los protocolos. Se ha trabajado mucho en los protocolos el año pasado. Nosotros, particularmente, hemos transformado toda nuestra fábrica en función de estos nuevos protocolos. Desde las líneas de producción para distanciar a la gente hasta incorporar nuevos tapabocas, máscaras, dosificadores automáticos de alcohol, y distintos procedimientos de ingreso y egreso del personal, separar gente en distintos turnos. Las industrias que aplicaron o los protocolos no tuvieron problemas con los contagios, que se dieron en encuentros sociales. Si somos responsables y rigurosos en la administración de los protocolos no deberíamos tener inconvenientes. La industria debería seguir funcionando sin problemas.

— La pandemia obligó a acelerar la digitalización y el vínculo con los consumidores ¿Cómo los encuentra este proceso en este segundo año de pandemia?

_Estas iniciativas de digitalizar, modernizar y “virtualizar”, venían con cierta fuerza, pero con gradualismo propio del avance tecnológico. La pandemia hizo un click y generó un shock en todas esta cosas, junto con el avance de la comercialización on line que llegó de prepo. Eso implica que las empresas se tengan que subir sí o sí a ese tren, estén preparadas o no. Dependiendo de la madurez de cada empresa se suben más rápido o más lento. Pero no hay dudas de que el camino es por ahí. Obviamente estamos en un momento extremo. Más con estas restricciones, donde el 90% de las actividades administrativas serán de manera virtual no se sabe hasta cuándo. Pero cuando pase la pandemia y estemos todos vacunados, probablemente retomemos a un nuevo equilibrio que estará definido por estas dos cosas: la presencialidad y la virtualidad, quizás en forma más equilibrada. Hoy todo tendrá que ser más virtual y la digitalización viene de la mano.

—¿Cómo están manejando las tensiones relacionadas con la falta de insumos?

_En nuestro rubro, el de electrodomésticos, no estamos teniendo problemas. Estamos trabajando mucho con las cámaras y los Ministerios de Producción, tanto nacional como provincial para poder aceitar cualquier situación que se genere. Cuando se administra más el comercio exterior obviamente se tienen que aceitar todos los procedimientos para que no haya trabas involuntarias. Si hay algo que este gobierno no quiere es trabar la industria, sería ir en contra de su política económica.

— El Ministerio de Desarrollo Productivo firmó en estos días un acuerdo para congelar los precios de electrónica ¿Cómo analiza este tipo de iniciativas?

_Estos acuerdos, en este caso con la industria electrónica, pueden ser positivos en tanto ayuden a sostener el consumo y los proveedores no tengan problemas en sostener la producción con esos niveles de precios.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario