Economía

Jornada de lucha nacional de los trabajadores estatales

ATE y la CTA realizaron paros y movilizaciones contra los despidos en la administración nacional y la regularización laboral a nivel local.

Miércoles 11 de Septiembre de 2019

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y la Central de los Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTA-A) concretaron ayer una jornada nacional de lucha, con paros, movilizaciones y actividades en distintos ámbitos de la administración pública, en reclamo de una reapertura de las negociaciones salariales y contra las políticas de ajuste del gobierno, entre otros. En Rosario, ATE paró, al igual que la Federación de Profesionales de la Salud (Fesprosa) y la Conadu Histórica y hubo actos frente a las sedes de Ansés, el municipio, el nodo salud de Laprida y Rioja y Pami.

Desde ATE Rosario, Lorena Almirón, explicó que además del pedido de reapertura paritaria en todo el país, el gremio exige "la incorporación de despedidos y despedidas en el Estado nacional en la era Macri, que son más de 35 mil". También piden un aumento del salario mínimo vital y móvil, que al menos equipare a lo que representa la línea de pobreza que está en 31 mil pesos, y repudiamos la firma del decreto entre gobierno, nación y UPCN que aumenta los salarios y le da estabilidad laboral a funcionarios de este gobierno".

La dirigente señaló que los gremios reclaman al Estado provincial un adelantamiento de la cláusula gatillo, además de un bono de 5 mil pesos "porque realmente la situación salarial viene complicada, con una inflación interanual del 58 por ciento".

"Nosotros sólo hemos percibido un 43 por ciento de aumento frente a esa inflación y realmente no hay bolsillo que aguante".

Pase a planta

Otro eje central de las históricas demandas gremiales es el pase a planta permanente tanto de trabajadores municipales como provinciales. "En el ámbito municipal hay 250 (precarizados), no tenemos una mesa de negociación, no se ha convocado a los gremios para discutir estos temas, ni la situación de los trabajadores", denunció Almirón.

A su vez, agregó: "La provincia, convocó a paritaria técnica pero sigue sin resolver, tira números como que somos 600 y nosotros decimos que somos 4.500 los trabajadores en situación de precarización laboral".

Por otro lado, el gobierno entrante "está planteando el congelamiento de ese pase y que salga por ley: estamos rehenes entre una postura y otra, pero vamos a seguir exigiendo y es por eso hicimos una importante movilización en Anses y el municipio, reclamando lo que le corresponde por justicia a los trabajadores".

El secretario general de la CTA Autónoma local, Gustavo Teres, dijo que "claramente diciembre está lejos, y el cachetazo electoral al gobierno y el recambio de los equipos gubernamentales no tienen que hacer abandonar la lucha de los trabajadores porque en esta transición los trabajadores son víctimas de una pérdida de poder adquisitivo, de la desocupación y nuestro pueblo, niños y niñas tienen hambre".

Reclamos urgentes

"Es por eso que estamos levantando la bandera de la emergencia alimentaria ya. Hoy uno de los principales problemas que quedó reflejado acá es la lucha contra la precarización laboral y que tiene un rostro y que son las mujeres y los jóvenes", dijo.

El también secretario general de Amsafé Rosario recordó que la jornada de lucha desarrollada durante el día de ayer "viene encadenada con el paro nacional de la semana pasada de los docentes y que va tener continuidad en la jornada de lucha del 16 de septiembre, recordando la Noche de los Lápices y los 50 años del Rosariazo"

Acontecimientos ambos, enfatizó, vinculados a "un plan de lucha de este pueblo, de la clase trabajadora, el movimiento social y el movimiento estudiantil que enfrenta el ajuste".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario