Economía

En seis meses hubo más despidos por goteo en Rosario que en todo 2017

Según la cartera laboral, las cesantías "por acuerdos entre partes" fueron 2.122 en el primer semestre, contra 2.022 de todo el año pasado

Sábado 14 de Julio de 2018

Los despidos unipersonales en el Gran Rosario sumaron en los primeros seis meses del año la misma cantidad que en todo 2017. Los 2.122 casos contabilizados por el Ministerio de Trabajo de Santa Fe son sólo una muestra del dramático momento del empleo en la región. Un escenario que, por los efectos de la última crisis cambiaria, se perfila más complicado para el próximo semestre.

El ministro de Trabajo, Julio Genesini, expuso ayer este durante la reunión del Consejo Económico y Social de Rosario. El encuentro fue un mojón hacia el Acuerdo Santafesino para la producción, el trabajo y la innovación, que promueve el gobernador Miguel Lifschitz y que pretende sellar en el mes de agosto.

"Hay un escenario de preocupación para el próximo semestre por el contexto recesivo generado por el ajuste que dispuso el gobierno nacional que van a impactar en la obra pública de la Nación y también en el sector privado por los incrementos de costos", detalló el titular de la cartera laboral.

Producción en crisis

Esa previsión es el resultado de la crisis que transita el sector productivo. Su par de Producción, Alicia Ciciliani detalló en el mismo ámbito que las empresas "enfrentan un problema muy serio de financiamiento" provocado por "el elevado nivel de tasas de interés que supera el 40 por ciento para descubiertos en cuenta corriente y por encima del 60 por ciento para el descuento de cheques".

"No hay actividad productiva que pueda afrontar este nivel de costo del dinero", dijo. La ministra aclaró que aún no hay datos estadísticos sobre el nivel de actividad en la provincia correspondientes al segundo trimestre, pero aseguró que "en diálogo con los actores" de la economía, "son ellos mismos los que nos revelan el impacto de la caída".

La creciente presión sobre el empleo alertó al gobierno provincial. Hace unas semanas convocó a la mesa multisectorial de defensa del empleo, creada en la crisis de 2009. La reunión del Consejo Económico y Social de Rosario permitió a las autoridades locales y provinciales tener de primera mano un cuadro de situación de los distintos sectores. Pero también fue la caja de resonancia de reclamos sectoriales. Representantes de la Bolsa de Comercio, de la Asociación de Industriales Metalúrgicos (AIM) y de las Aseguradoras del Interior (Adira) aprovecharon para hacer lobby por la adhesión provincial a la nueva ley de ART.

Desde la Asociación de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme), presente en el encuentro alzaron en cambio la voz sobre lo que consideraron "cuestiones más urgentes y reales" como el impacto de "la apertura de las importaciones, la devaluación o la caída del salario" en las empresas de la región.

Su presidente, Juan José Sisca, planteó en el Consejo Económico la necesidad de llevar un planteo unificado de la región al gobierno nacional, con el acompañamiento de las autoridades santafesinas. "Muchos empresarios hablaron plantearon una suerte de ajustes de sintonía fina, cuando en realidad el eje es otro, aquí el problema es el modelo económico y por tanto es necesario cambiarlo", arremetió.

Mientras algunas voces se alzaban sólo para pedir por la adhesión a la ley de ART, en paralelo se conocían datos de sectores como los de la línea blanca que hoy enfrentan serios problemas de competitividad y la mayoría de las empresas están transitando por procedimientos de crisis.

Procedimientos de crisis

En ese punto, Genesini detalló que los procedimientos preventivos en la regional Rosario durante junio de 2018 llegaron a 149, contra 146 del año pasado y en la regional Santa Fe, fueron 53 contra 45 del mismo mes de 2017.

Además, el titular de Trabajo reiteró los datos que había difundido hace poco tiempo, en los cuales se observaba que en toda la provincia durante el año 2017 hubo 15.300 trabajadores afectados por estos procesos de crisis, la gran mayoría (12.800 en Rosario) y los rubros más impactados fueron el metalúrgico y el frigorífico. Esto representaba tres puntos del empleo registrado provincial.

Genesini destacó que por efecto de las políticas de contención provincial canalizadas en lo que definió como "un fructífero diálogo social" con todos los actores productivos se pudo amortiguar el impacto de la progresiva caída de actividad en el empleo.

Este malla de protección funcionó hasta el primer trimestre del año, según dijo el funcionario, cuando la provincia aún registraba un crecimiento del empleo de 1,4 por ciento. Pero en abril la tendencia cambió. "Ese mes tuvimos una tasa interanual levemente negativa y luego vino la corrida cambiaria, con incremento de tasas, baja de la demanda y deterioro del poder adquisitivo", dijo.

"Si en marzo nos preguntaban, decíamos que este año iba a ser similar al anterior en materia laboral, pero hoy entramos en otro escenario, donde la recesión no propicia creación de fuentes de trabajo y donde el ajuste impactará en el crecimiento de la economía y en la obra pública nacional", finalizó.

El índice de desocupación en el Gran Rosario fue del 9,2 por ciento en el primer trimestre del año, de acuerdo a los últimos datos del Indec.

La foto del mercado laboral es inquietante. Si bien representa una mejoría respecto de hace doce meses atrás, cuando el desempleo era del 10,3 por ciento, el deterioro es notable respecto de la última medición, la de diciembre del año pasado, cuando esa tasa se ubicó en 7,6 por ciento.

reuniones. Los ministros Genesini y Ciciliani participaron de la reunión del Consejo Económico y Social de Rosario. Monitorean la situación social.

Cifras de la

desigualdad

De acuerdo a los últimos datos sobre ingresos de la Encuesta Permanente de Hogares, casi 800 mil personas, entre el Gran Rosario y el Gran Santa Fe, ganan menos de 20 mil pesos mensuales. Así lo recordó ayer el diputado provincial por el Frente Social y Popular Carlos del Frade. El legislador recordó que, "mientras tanto, 15 empresas radicadas en la provincia y que no pagan Ingresos Brutos por sus exportaciones, según los últimos balances, vendieron por 388.758 millones de pesos en el año 2017; a razón de 1.065 millones de pesos diarios; 44 millones por hora y 739.646 pesos por minuto".

"Hoy entramos en un escenario en el que la recesión no propicia la creación de fuentes de trabajo", dijo Genesini

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});