La ciudad
Jueves 31 de Agosto de 2017

El hermano de la bibliotecaria muerta en una comisaría denunció que la golpearon

Guillermo Paris dijo que "quedó desfigurada" por la golpiza que habría recibido en la seccional 10ª y le entregó un escrito al fiscal general

"Mi hermana quedó desfigurada de tantos golpes que le dieron", aseguró ayer Guillermo Paris, hermano de María de los Angeles, la bibliotecaria fallecida hace cuatro meses en la comisaría 10ª. La familia, sus compañeros de escuela y representantes de Amsafé Rosario entregaron un escrito al fiscal general de la provincia, Jorge Baclini, donde denunciaron las "numerosas irregularidades" que a su juicio ostenta la investigación penal por el homicidio de la mujer de 45 años. Uno de los puntos cuestionados por la familia es el informe de la autopsia realizada a María de los Angeles en el Instituto Médico Legal.

Allí se consigna que el deceso se produjo por un paro cardiorrespiratorio. Sin embargo, según denuncian los familiares, la descripción contradice las fotografías que constan en el expediente judicial. Esas tomas, "son un desastre, muestran claramente que está golpeada por todo el cuerpo", advirtió Guillermo y recordó que a la familia no se le permitió reconocer el cuerpo en la comisaría: "Recién la pudimos ver al otro día en el velatorio, donde la habían maquillado y le habían cerrado la herida del labio".

Sebastián Sancevich es integrante del equipo jurídico de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos y abogado de la familia de la bibliotecaria. El profesional enumeró los cuestionamientos realizados a la investigación judicial. Por ejemplo, sostuvo, aún no se peritaron los celulares del personal policial, no se entrevistó al primer médico del Sies que vio a la docente en la comisaría ni el 911 entregó los audios y las imágenes captadas por las cámaras de seguridad de los alrededores de la comisaría.

El abogado advirtió que tampoco se sabe qué pasó con la ropa que llevaba la docente al momento de su deceso y que se frustró la entrega de imágenes de una cámara ubicada en inmediaciones del lugar donde estuvo María de los Angeles porque "la orden se libró mucho tiempo después y las imágenes se habían perdido".

"Hay montones de prueba que hemos solicitado y resultan vital para el esclarecimiento de los hechos que no se han realizado", consideró Sancevich y apuntó que, pese a que el juez indicó la realización de una segunda autopsia hace dos meses, "aún no se realizó, ni están los resultados de los exámenes toxicológicos".

Para la secretaria de Derechos Humanos de Amsafé Rosario, Daniela Vergara, a cuatro meses de la muerte de la docente, "todavía quedan muchas preguntas sin respuesta". Y consideró que "no se trata de simples fallas, sino de una voluntad de que no se avance en la investigación a la cual no se ha destinado recursos ni presupuesto para agilizarla".

El caso

Paris falleció a principios de mayo en el interior de la comisaría 10ª, donde acudió para realizar una denuncia por intento de robo en la vía pública.

Según la versión oficial difundida por la policía, el deceso se produjo luego de que la mujer sufriera una crisis subjetiva y protagonizara un violento incidente dentro de la comisaría.

La docente había sido esposada y encerrada en la habitación donde se produjo su deceso. La investigación quedó en manos del fiscal de Homicidios Dolosos, Luis Schiappa Pietra.

Los familiares de la docente, constituidos como querellantes en la causa, recusaron al funcionario ya que consideraron que "la investigación no estaba orientada a buscar la verdad objetiva, sino que todas las pruebas tendían a culpabilizar y revictimizar" a la bibliotecaria.

"No se trata de simples fallas, sino de una

voluntad de que no se avance en la

investigación"

Comentarios