La ciudad
Martes 04 de Julio de 2017

Alumnos ven difícil terminar los estudios si les quitan las becas

Centros de estudiantes y organizaciones sociales, sindicales y políticas protestaron porque sólo en Santa Fe hay 40 mil jóvenes afectados

"No sabemos si vamos a poder terminar la carrera", expresaron con preocupación a LaCapital estudiantes del Instituto Superior Provincial de Danzas "Isabel Taboga". Agustina, Florencia y Abi estaban entre quienes se acercaron a reclamar por la continuidad del Programa Progresar, una ayuda económica a jóvenes, que tienen entre 18 y 24 años, que asisten a la escolaridad obligatoria o cursan una carrera de nivel superior. Representantes de centros estudiantiles, de las organizaciones sociales, sindicales y políticas se concentraron frente a la Ansés de Rioja y Sarmiento "contra el ajuste del gobierno nacional" y para exigir que se restituyan las becas a los alumnos. En Santa Fe son unos 40 mil los jóvenes afectados, y unos 500 mil en todo el país.

Agustina Crespi (19), Florencia Gianola (23) y Abi Bais (21) estudian el profesorado de danzas. En junio, Agustina y Florencia fueron a cobrar los 720 pesos del Plan Progresar y se encontraron con la cuenta en cero. Sin previo aviso, el gobierno nacional dejó de abonar este derecho. En tanto que Abi cobra la beca "Estímulos económicos" (ahora, "Compromiso docente"), una ayuda a quienes tienen un buen promedio y eligen la carrera docente. Sin embargo advierte que el pago en 2016 se hizo con atraso y no descarta que dejen de abonárselo como pasó con el Progresar. "Además, la Nación ya no permite anotar en esta beca a quienes siguen carreras como este profesorado de danzas, porque no entra en lo que llaman una carrera prioritaria".

Las tres jóvenes compartieron su preocupación por la continuidad en los estudios. Pertenecen a familias de trabajadores donde se les hace cada día más difícil acompañarlas en los estudios. Por si fuera poco, las estudiantes no son de Rosario, por lo que además deben enfrentar el pago de un alquiler. Las tres se las rebuscan para realizar trabajos de medio tiempo, en tareas temporarias "como hacer encuestas" o trabajar de mozas para no resignar materias y poder además terminar a tiempo la carrera de cuatro años. "Pero el trabajo no abunda", recuerdan. "El dinero del Progresar lo usábamos prácticamente para la compra mensual de la comida", dicen.

"No es solo el Progresar, en general se está dejando a la gente en la calle", dicen y enmarcan su reclamo en los ajustes que sufrieron otros derechos como el de las pensiones por viudez o a las personas con discapacidad.

Hasta la esquina de Rioja y Sarmiento llegaron a dar el apoyo a la convocatoria realizada por Amsafé Provincial, distintos referentes del Movimiento Sindical Rosarino y de la CTA, y principalmente representantes de las agrupaciones estudiantiles de escuelas, institutos y de la universidad. En los discursos hubo coincidencias en destacar que el ataque al Progresar no es casual sino que es parte del "plan de ajuste del gobierno nacional contra los trabajadores y trabajadoras, y en el recorte de derechos conquistados".

El secretario de Educación del Ministerio de Educación de Santa Fe, Oscar Di Paolo, rechazó los recortes en el Progresar, además adelantó que estaban realizando un relevamiento de los estudiantes afectados. Pero el funcionario también advirtió que "este año, Nación no había solicitado los datos necesarios para actualizar" y hacer efectivo este beneficio. Es decir, tomó medidas sin actualizar los datos de los beneficiados. Hay que recordar que quienes perciben esta ayuda deben acreditar que están efectivamente cursando un estudio. Las declaraciones de Di Paolo, fueron en el marco de una entrevista donde se analizaron los cambios que se impulsan desde Educación nacional para la escuela secundaria.

Comentarios