Huracán Irma
Lunes 11 de Septiembre de 2017

¿Por qué se forman huracanes sólo en el hemisferio Norte?

Este y otros enigmas hacen que la aparición de estos ciclones devastadores sea muy común en el Caribe y nula en el Atlántico sur tropical.

¿Por qué hay tantos huracanes en la costa Este de Norteamérica y casi ninguno en la costa Oeste? ¿Por qué estos ciclones se producen casi exclusivamente en el hemisferio Norte y casi nunca, por no decir nunca, en el Sur? Estas y otras preguntas quedan normalmente de lado ante la catarata informativa que provoca un huracán como Irma, pero son de gran interés.

Las depresiones tropicales que forman los huracanes nacen en las zonas más cálidas de los océanos y se van desplazando al Oeste, empujadas por los vientos dominantes que en esas latitudes, los Alisios. Estos se mueven desde las zonas de alta presión tropicales a las de baja presión ecuatoriales. En todas las zonas tropicales del planeta, tanto del hemisferio Norte como del Sur, los Alisios soplan hacia el Oeste. En latitudes más altas y por lo tanto más frías, la dirección dominante de los vientos se invierte en los dos hemisferios. Las depresiones tropicales se desplazan lentamente a unos 10 nudos (18,5 km/h), y a medida que avanzan van cobrando intensidad. Los huracanes sólo pueden nacer en mares cuya temperatura esté por encima de los 26º C, y además en latitudes por encima de los 5º para que el efecto de Coriolis (causado por la rotación del eje terrestre, que produce la rotación de la tormenta) se haga notar. Esta rotación es contraria a las agujas del reloj en el hemisferio Norte y de sentido opuesto en el Sur.

Asimetría

Por estas razones, las grandes tormentas casi nunca ocurren cerca de la costa Oeste de un continente. No tienen tiempo para poder formarse, ni las temperaturas allí suelen ser suficientes. Las zonas activas son aquellas en las que hacia el Oeste hay mucho océano, como el Caribe o el océano Indico. La zona del Pacífico desde Hawaii a Micronesia es también fértil , al existir todo el Pacífico occidental para generar los tifones, nombre que toman en Asia los huracanes (ahora, de hecho se está formando una depresión tropical frente a las Filipinas). Por esto las dos regiones más castigadas por los huracanes son la costa Este de Norteamérica y el Caribe y las costas de China, Filipinas y Japón. Se trata también de zonas muy densamente pobladas.

Una vez formados los huracanes, tienden a alejarse de la zona ecuatorial, aunque muchos de sus movimientos son erráticos e imprevisibles. Cuando llegan a tierra el roce con el terreno hace que rápidamente bajen de intensidad a la de tormenta tropical y se vayan diluyendo a medida que se adentran en el continente. El agua caliente del océano alimenta de energía al huracán. Una vez en tierra, se queda sin esa fuente. Es lo que ocurrirá con Irma a partir de hoy, si sigue la trayectoria pronosticada.

Ahora, ¿por qué casi no hay huracanes en el hemisferio Sur, sea en el Atlántico que en el Pacífico? En el Atlántico Sur tropical la temperatura es algo inferior a la del Norte, siendo insuficiente para desencadenar huracanes. No alcanza la temperatura crítica de 26ºC debido a la configuración de los continentes, la gran apertura hacia el océano Antártico y las corrientes locales que enfrían el mar lo suficiente como para evitar la aparición de huracanes. Mientras en el Atlántico Norte la corriente marina dominante es cálida, la potente Corriente del Golfo, que llega al extremo norte de Noruega, en el Atlántico Sur la corriente cálida del Brasil es más débil y es contrarrestada por las corrientes frías que provienen de la Antártida. En el Pacífico ocurre algo similar: en la costa sudamericana, la corriente de Humboldt es un río de agua fría que sube desde la Antártida y que hace tan seca a gran parte de la costa oeste de Sudamérica. En Norteamérica pasa algo similar: la corriente de California baja con agua fría desde el Artico.

Pero no toda la costa del Pacífico de América del Norte está libre de tormentas tropicales y huracanes. Cerca de la costa mexicana y centroamericana todos los años hay temporada de huracanes. Y viajan de Oeste a Este. Se rompe así la regla de la dirección general. No así la de los hemisferios. Y en general son más débiles que sus hermanos mayores del Atlántico y el Golfo de México.

En el hemisferio Norte y a latitudes entre los 5 y 10º es donde el agua está más caliente, incluso que en el Ecuador, siendo un campo perfecto para los ciclones. Esta zona conocida como "ecuador meteorológico" o, más científicamente, "Zona de Convergencia Intertropical" (ZCI), suele estar más cerca del Ecuador durante el invierno boreal, incluso pasando ligeramente al hemisferio sur durante los meses más fríos. La Zona de Convergencia Intertropical es donde convergen los vientos Alisios del hemisferio Norte con los del hemisferio Sur. En otras palabras, es donde se unen grandes masas de aire cálido y húmedo. Es un ancho y amplio cinturón de baja presión y mal tiempo a través de todo el Ecuador, y genera la mayoría de tormentas, de mayo a octubre.

Comentarios