Información Gral
Lunes 12 de Junio de 2017

La bicicleta tiene su monumento en la ciudad de Canelones

En Uruguay, el Ciclogrupo Von Drais erige una obra al medio de transporte, que cumplió 200 años, y a su creador, el alemán Karl Von Drais

Un grupo de uruguayos, entre ellos algunos ciclistas veteranos, decidió fundar, en 1990, un "ciclogrupo" al que llamaron Von Drais, en homenaje al alemán que inventó la bicicleta, hace 200 años.

Veintisiete años después de aquella iniciativa, el grupo se consolidó en la ciudad de Canelones, a 46 kilómetros de Montevideo, y estos días celebra los 200 años de aquel vehículo novedoso, que fue presentado públicamente el 12 de junio de 1817. En homenaje al inventor alemán, hoy se inaugurará en esa ciudad uruguaya el primer monumento a la bicicleta que existirá en el país, y que se llamará La Draisiana, construido totalmente en hierro por artesanos locales.

Con esa actividad se clausurará una semana de homenaje al bicentenario de la bicicleta, que incluyó charlas, debates, congresos y una exposición de bicicletas antiguas de los más variados modelos,entre ellas, una réplica en madera, de la creada por Karl Von Drais, que nació en la ciudad alemana de Karlsruhe, el 29 de abril de 1785.

"Este movimiento a favor del uso de la bicicleta no ha parado de crecer desde 1990. Estamos muy orgullosos. Somos una familia de más de 200 integrantes que cada semana, en los meses de primavera, realizamos paseos en bicicleta con un promedio de 150 personas" contó Fernando Franco, uno de los fundadores del Grupo Von Drais.

Además de fomentar el uso de la bicicleta como deporte y recreación, este movimiento uruguayo también realiza actividades sociales y proyecta inaugurar, este año, una escuela de tránsito, para enseñar a los niños las normas y especialmente aquellas referidas a la bicicleta como medio de transporte.

"Hemos recibido a sudafricanos, holandeses, argentinos, brasileños... gente que hace cicloturismo y a quienes se les brinda alojamiento y la ayuda que sea necesaria para que completen su travesía, actividades que nos llenan de orgullo", reveló Franco en relación a la tarea de solidaridad internacional que también realizan.

Cada miembro del Grupo Von Drais aporta unos 17 dólares mensuales para los gastos de funcionamiento, aunque se cuenta con la ayuda del gobierno municipal de Canelones y de la Embajada de Alemania en Uruguay.

"La bicicleta fue uno de los grandes inventos y su uso, para deporte o recreación, es cada vez más necesario. Nosotros estamos felices, orgullosos y reconocidos a Von Drais", completó Fernando Franco.

Aunque no se realizan homenajes especiales por estos días, en otras partes de Uruguay existen grupos dedicados a fomentar el uso de la bicicleta y han conseguido, como el caso de Montevideo, la capital, que se construyeran ciclovías en algunas calles y avenidas para una más segura circulación.

De todas formas, falta infraestructura para garantizar la seguridad en el tránsito, de manera que la bicicleta sigue siendo un medio de transporte secundario y subutilizado, principalmente en las ciudades más grandes de Uruguay, donde predomina el uso de los coches.

Comentarios