..

San Javier: menor muere por grave desnutrición

La causa de la muerte de un joven de 15 años a quien se halló fallecido sentado en una silla debajo de un árbol habría sido marasmo según datos preliminares a los extraoficialmente tuvo acceso este diario en las últimas horas. Aunque se presumió que el joven estaba desnutrido, ahora se sabe que su caso era extremo...

Miércoles 09 de Enero de 2008

San Javier.— La causa de la muerte de un joven de 15 años a quien se halló fallecido sentado en una silla debajo de un árbol habría sido marasmo según datos preliminares a los extraoficialmente tuvo acceso este diario en las últimas horas. Aunque se presumió que el joven estaba desnutrido, ahora se sabe que su caso era extremo y habría sufrido epilepsia sin que existan registros de atención desde al menos 2003.
   Todo configura un escandaloso cuadro de abandono por el que en San Javier, cabecera del departamento homónimo con 20 mil habitantes y a 160 kilómetros de Santa Fe, todos parecen hacerse los desentendidos.
  Marasmo, el mal que habría padecido Ezequiel Josías Durán, según el reporte policial, es un tipo de malnutrición energética y de proteínas severa acompañada de flaqueza exagerada, caracterizada por una deficiencia calórica, grave decaimiento somático y funcional del organismo.
  Un joven con marasmo aparece escuálido y puede reducirse hasta menos del 80% su peso normal para su altura. Los signos son las características de la malnutrición: piel seca, pliegues de piel suelta colgando sobre los glúteos y axilas. Los afectados suelen estar irritables y hambrientos. Es vital tratar no sólo los síntomas y las complicaciones de estos desórdenes tales como infecciones, deshidratación y trastornos del aparato circulatorio que frecuentemente son letales si son ignorados.
  Durán vivía en el barrio El Once de San Javier al cuidado de Alberto Cardozo, de 58 años, a quien llamaba tío. Su madre lo abandonó desde chico y quedó al cuidado de Cardozo y su mujer, quien murió hace unos años. Desde su muerte se habría agravado el abandono y acentuado el riesgo que no fue detectado por ninguna alarma pública.
  En la ciudad nadie parece conocer del caso más que la noticia del desenlace. Pese a que el deceso ocurrió el 31 de diciembre de 2007 recién en las últimas horas se supo cual podría ser la causa de su muerte. Vecinos de Santa Javier expresaron a La Capital su preocupación por el futuro de otras criaturas que vivirían en la misma casa precaria donde residía el joven.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario