Política

Macri dijo que "no valió la pena" la reunión que tuvo con Cristina en Olivos

Iban a tratar detalles de la transición. El presidente electop y líder del PRO dijo que la jefa del Estado le confirmó que asistirá a la ceremonia de traspaso de mando.

Miércoles 25 de Noviembre de 2015

El presidente electo, Mauricio Macri, se mostró ayer decepcionado con la reunión que mantuvo en la quinta de Olivos con la mandataria saliente, Cristina Kirchner, al revelar que finalmente no abordaron detalles de la transición y considerar que el encuentro “no valió la pena”.

Sobre la reunión protocolar, Macri sólo rescató que Cristina Kirchner le confirmó que asistirá a la ceremonia de traspaso de mando del 10 de diciembre, luego de que circularan versiones de que podría llegar a ausentarse.

“Se decían algunas cosas y me alegró que esté predispuesta a hacer la ceremonia como corresponde”, sostuvo al respecto Macri, en una entrevista que brindó por la noche a un canal de cable.

No obstante, confirmó que en encuentro, que sólo duró 20 minutos y del que no hubo foto oficial, no acordaron encuentros entre ministros para coordinar el proceso de transición.

“Me dijo que me convocó para felicitarme personalmente antes de verme el 10 de diciembre. Hablamos formalidades de la reunión de traspaso. No hubo más que eso. Por eso fue tan corta”, sostuvo Macri, en un notable tono molesto.

“No valió la pena. La verdad que la reunión no tenía temario y sentí que no valía la pena pedir por esos temas”, dijo luego Macri al hacer alusión a su preocupación sobre las posibles continuidades más allá del 10 de diciembre de la procuradora general, Alejandra Gils Carbó, y del presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli.

Macri contó los detalles de la reunión luego de no haber podido hablar ante la prensa en las puertas de la residencia de Olivos por problemas de organización, ya que cuando se retiraba fue recibido por una “estampida” de periodistas, movileros y camarógrafos que buscaban captar sus palabras. Ante ello, dio media vuelta y regresó a la residencia por motivos de seguridad. Finalmente se retiró a bordo de su camioneta por otra puerta de la residencia presidencial.

No obstante, allí alcanzó a decir: “Hablamos de la ceremonia de traspaso. Nos volvemos a encontrar el 10 de diciembre. Esperemos que sea una linda ceremonia de traspaso”. Dio a entender así que no habría más encuentros entre él y la mandataria en el marco de la transición.    Además, a la noche, al ser entrevistado por televisión, Macri aseguró que Cristina designará un “ministro de traspaso” en los últimos días de su gestión, por lo cual no habrá reuniones —como él pretendía— entre los jefes de cartera del gobierno saliente y entrante para que los funcionarios que asumirá el 10 de diciembre tengan un panorama de cada repartición.

De todos modos, el líder del PRO insistió en que “fue una reunión cordial, pero corta”, y señaló que no fue permitida la presencia de fotógrafos para una imagen oficial del encuentro, el primero cara a cara entre ambos tras el ballottage.

“Hablamos del 10 de diciembre, de las formalidades de la ceremonia del traspaso, y en eso consistió la reunión, por eso fue tan corta”, agregó, y subrayó: “Quedó en el protocolo del 10 de diciembre”.

Macri consideró que “lo importante es seguir trabajando en la preparación, porque es una locura la agenda electoral de este país. Es un tiempo muy corto, estamos todos abocados a trabajar las 24 horas”.

El actual alcalde porteño había arribado por la puerta principal de la calle Villates a las 18.55 junto a sus colaboradores y salió a hablar con la prensa a las 19.51.

Macri asistió acompañado de Federico Suárez, uno de sus asesores, y su vocero, Iván Pavlosky, pero el encuentro fue a solas, tal como le había pedido previamente la presidenta.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS