Política

Lifschitz, primera Intendencia: "La gente me apoya porque me ve como un rosarino más"

El triunfo de 2003 fue por un pelito. Pero la dinámica de la gestión lo hizo crecer en popularidad, al punto de ser reelecto en 2007 por un verdadero aluvión de votos

Domingo 09 de Mayo de 2021

La carrera de Miguel Lifschitz a la Intendencia arrancó en el primer mes de 2003. En enero mismo empiezan a delinearse las posibles candidaturas del socialismo para la gobernación de Santa Fe y la intendencia de Rosario. “Si esa es la voluntad de mi partido, será un gran orgullo”, le dijo Lifschitz en ese momento al Diario La Capital.

Apoyados por la Junta Provincial del Partido Socialista, el 3 y el 23 de junio 2003 se oficializan y se lanzan, respectivamente, las candidatura de Hermes Binner a gobernador y de Lifschitz a intendente por el PS en el marco del Encuentro Progresista.

Cuando se le preguntó a Lifschitz sobre cuáles serían sus principales ejes de acción política respondió: “Evitar la confrontación inútil y apostar al consenso político. Ese ha sido siempre nuestro estilo en la función pública”. Para allanar su postulación, Lifschitz deja la Secretaría de Servicios Públicos, asumiendo el subsecretario José Garibay, y pasará a desempeñarse en la coordinación del gabinete municipal.

El 7 de septiembre de 2003 se presentó una elección complicada para el socialismo. Se votó con la ley de lemas y Binner, a pesar de ser el más votado, perdió la gobernación a manos del justicialista Jorge Obied. Por su parte, Lifschitz ganó un reñido comicio (por solo 5.000 votos) que el Partido Justicialista y el candidato Norberto Nicotra no reconocieron hasta varios días después.

lifschitz0203b.jpg
El 10 de diciembre de 2003 Lifschitz recibe las llaves de la ciudad de su predecesor, el también socialista Hermes Binner.

El 10 de diciembre de 2003 Lifschitz recibe las llaves de la ciudad de su predecesor, el también socialista Hermes Binner.

Según sus propias palabras, haciendo foco en la generación de empleo y en el desarrollo productivo de la región, Lifschitz asumió el 10 de diciembre de 2003 la Intendencia de Rosario. Inauguró así la cuarta gestión socialista en Rosario, con un gabinete con paridad de género con cinco secretarias (Mónica Bifarello, Mónica Fein, Clara García, Mirta Levin y Marina Naranjo) y cinco secretarios.

lifschitz0205b.jpg
El 1º de diciembre de 2003 Lifschitz y Binner se reunieron con el presidente Néstor Kirchner en la Casa Rosada.

El 1º de diciembre de 2003 Lifschitz y Binner se reunieron con el presidente Néstor Kirchner en la Casa Rosada.

La llegada del justicialista Néstor Kirchner a la Presidencia de la Nación significó la apertura de un espacio de centroizquierda que el periodismo denominó rápidamente “transversalidad”. El 1º de diciembre de 2003 Lifschitz y Binner se reunieron con Néstor Kirchner en la Casa Rosada haciendo realidad un esbozo político que se tradujo en un extraño esquema de gobernabilidad donde el intendente de Rosario parecía tener mejores relaciones políticas con el presidente de la Nación que con el gobernador de Santa Fe. De todos modos, el socialismo siempre rechazó una alianza táctica con el kirchnerismo.

2004

En enero de 2004 Lifschitz dice estar a favor de una reforma constitucional en Santa Fe y cree que el debate pendiente de la democracia provincial es por la autonomía municipal. Hasta planeó en marzo un plebiscito para que los rosarinos se expidieran. En octubre abogó por la unicameralidad del Poder Legislativo santafesino.

El 29 de julio el intendente crea la Guardia Urbana Municipal, un cuerpo especial de agentes municipales dedicados a prevenir conflictos en la vía pública.

Ese año fue de proyección internacional para el intendente ya que en noviembre se convirtió en el anfitrión del III Congreso Internacional de la Lengua Española, evento que consolidaría un perfil esforzadamente buscado por las políticas de desarrollo municipal para transformar a Rosario en sede de ferias y congresos nacionales e internacionales, y principalmente, en una ciudad de interés turístico.

lifschitz0204b.jpg
El 16 de diciembre Lifschitz fue recibido en el Congreso de la Nación por los senadores justicialistas por Santa Fe Carlos Reutemann y Roxana Latorre.

El 16 de diciembre Lifschitz fue recibido en el Congreso de la Nación por los senadores justicialistas por Santa Fe Carlos Reutemann y Roxana Latorre.

El 16 de diciembre fue recibido en el Congreso de la Nación por los senadores justicialistas por Santa Fe Carlos Reutemann y Roxana Latorre. Allí el Lole hizo un reconocimiento explícito de la calidad de gestión de Lifschitz.

2005

El 25 de enero de 2005 Lifschitz participó del Foro Social Mundial de Porto Alegre, Brasil, y en febrero viajó a Italia junto a empresarios locales.

Según detalló el intendente en su mensaje de inicio de sesiones del Concejo Municipal el 3 de marzo, durante 2005 debieron ponerse en marcha o finalizar obras como el nuevo Hospital de Emergencias (Heca), el traslado de la Maternidad Martin al edificio del Cemar, el Polo Tecnológico Rosario, el Museo de la Memoria, dos Centros Municipales de Distrito en el centro y noroeste de la ciudad, las intervenciones del programa Rosario Hábitat en Villa La Cerámica y Villa Itatí, nuevos centros Crecer, 50 playones polideportivos y la profundización del programa de agricultura urbana. Además se terminaron los accesos a la ciudad por Oroño y por Pellegrini, y se consolidó el proceso de renovación de la costa central.

Será también el año en que convoque a María de los Ángeles “Chiqui” González para delinear un megaplan para jóvenes excluidos que llevaría el nombre de Ceroveinticinco. Chiqui asumirá en la cartera de Cultura en marzo de 2006.

Mientras fue intendente, Lifschitz y su gabinete nunca dejaron de presentar sus declaraciones juradas de bienes ante escribana pública, como indica la ordenanza correspondiente.

lifschitz0207b.jpg
El 5 de octubre de 2005 el intendente de Rosario participa del programa de TV

El 5 de octubre de 2005 el intendente de Rosario participa del programa de TV "Almorzando con Mirtha Legrand".

En octubre, cuando se le preguntó por quienes lo tildaban de “gobernar para el centro de la ciudad", Lifschitz respondía: “(Quien opina eso) se equivoca. El presupuesto municipal destina el 80 por ciento de la obra pública a los barrios y la política de salud pública, promoción social, cultura y hasta el programa Rosario Hábitat, se piensan hacia estos sectores de la ciudad”.

En las elecciones de medio término del 23 de octubre de 2005, los socialistas y sus aliados del Frente Progresista, Cívico y Social consiguieron por primera vez mayoría propia en el Concejo. En diciembre la revista porteña Gente califica a Rosario como la Miami argentina y Lifschitz estaba entre los famosos de la tradicional tapa de fin de año de esa publicación gráfica.

El 27 de diciembre el Diario La Capital publica una entrevista en la que el intendente “explica su popularidad” y se refiere también a otros temas menos gratos: el transporte, las tasas y su relación con el gobierno provincial. “Los rosarinos me apoyan porque me ven como un vecino más”, argumentaba el “político con mejor imagen”, ponderado por “los medios nacionales” por llevar las riendas de una ciudad que es “modelo de gobernabilidad”.

2006

En la apertura del 3 de marzo de 2006 de sesiones del Concejo, Lifschitz pidió a la Nación y a la Provincia más atención a las migraciones internas, soluciones al problema de los asentamientos irregulares y una mayor ventaja para los municipios en los recursos coparticipables. Y anunció que Rosario se hará de la finalización del acceso por Ruta 34, de la pavimentación del barrio Matheu y de la remodelación del Parque Norte.

Con otra delegación de comerciantes y empresarios, Lifschitz viajó a Curitiba, Brasil, el 14 de marzo, mientras que el 20 de abril hizo lo mismo pero hacia Santiago de Chile.

Persiguió al intendente Lifschitz el problema de la sustentabilidad del sistema de transporte.

En su discurso del 25 de mayo y con miras al Bicentenario, Lifschitz enfatizó: “Es momento de dar un salto hacia el futuro, de recuperar el tiempo perdido, de restañar las heridas de los que han sido postergados (...). Es tiempo de recuperar un proyecto colectivo que se constituya en una razón de nuestra vida, un proyecto para refundar la ilusión y la utopía”.

Dos días después sobrevuela por primera vez en el socialismo la mención a la reelección del intendente, aunque el Frente Progresista expresa que hablará de candidaturas en 2007. A finales de 2006, Lifschitz hace cambios en su gabinete para atender necesidades de la Sociedad del Estado Municipal para el Transporte Urbano de Rosario (Semtur) y del Banco Municipal de Rosario.

2007

lifschitz0201b.jpg
El intendente de Rosario encabezó en enero de 2007 una delegación que viajó a San Francisco y Los Ángeles en EEUU.

El intendente de Rosario encabezó en enero de 2007 una delegación que viajó a San Francisco y Los Ángeles en EEUU.

En enero de 2007 el intendente participó del 9º Cruce de los Andes en Mendoza que organiza todos los años la Asociación Cultural Sanmartiniana y en febrero encabezó una delegación oficial de funcionarios y empresarios con destino a Estados Unidos, recorriendo, para observar desempeños en transporte, seguridad, defensa civil y nuevas tecnologías digitales, las ciudades de San Francisco y Los Ángeles.

El 1º de marzo de 2007 Lifschitz volvió a abrir las sesiones del Concejo y debió explicar los cambios en el sistema de transporte, luego de una nueva licitación, pidió cogestionar la educación con la Provincia y prometió construir en cinco años 25 mil viviendas.

El 22 de mayo y con duras críticas al gobierno de Santa Fe, el Partido Socialista presentó en el teatro Broadway de Rosario a sus candidatos dentro del Frente Progresista: Lifschitz irá por la reelección en Rosario y Binner será nuevamente postulante al sillón del brigadier Estanislao López.

El 3 de septiembre Lifschitz volvió a ganar las elecciones, esta vez por una enorme diferencia de 134 mil votos con el segundo, el ex intendente Cavallero, y en todos los barrios de la ciudad. El Patio de la Madera fue el bunker elegido por los socialistas y allí también se festejó un triunfo histórico: Binner se convertiría en el primer gobernador socialista de la historia argentina, tras ganarle la contienda a Rafael Bielsa del justicialista Frente para la Victoria.

lifschitz0202b.jpg
El 3 de septiembre el socialismo festeja la reelección de Lifschitz y la victoria de Binner para la gobernación.

El 3 de septiembre el socialismo festeja la reelección de Lifschitz y la victoria de Binner para la gobernación.

Al otro día de la elección, el intendente reelecto no dejó de resaltar la nueva articulación política con la Casa Gris con otro socialista en el gobierno con el que “compartimos proyectos y prioridades”, y “sabe de las necesidades y limitaciones de Rosario”. Se había fijado como objetivos obras de infraestructura de saneamiento, viviendas sociales y salud.

El arribo del socialismo a la Gobernación produjo un reacomodamiento al interior del partido y de los dirigentes que revestían en la Municipalidad de Rosario. No pasó desapercibida para la ciudad la partida de secretarios, directores y otros funcionarios a la órbita provincial.

Otros temas de agenda fueron el nuevo Código Urbano, la presión de la construcción para hacerse espacios de espacios públicos en desuso y en altura, y el perjuicio las propiedades de los vecinos linderos a las obras.

Entre el 28 de noviembre y el 6 de octubre, el intendente encabezó una delegación oficial a China y Corea del Sur. El viaje terminó siendo objeto, pese a las explicaciones de Lifschitz, en un pedido de informe en el Concejo ya que viajaron dos de sus hijas y la de otra funcionaria.

lifschitz0206b.jpg
Lifschitz iza la bandera del Concejo en el acto de asunción de su segundo mandato como intendente de Rosario.

Lifschitz iza la bandera del Concejo en el acto de asunción de su segundo mandato como intendente de Rosario.

Lifschitz asumió su segundo mandato el 10 de diciembre de 2007. Ese día abogó por una ciudad “participativa, exigente y protagónica, pero no violenta” y por la construcción de “una cultura de la igualdad, que acepte lo diverso, que sea inclusiva”. También dijo que iría a priorizar el “cogobierno” en momentos en que empezó a contar con una mayoría automática en el Concejo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario