Política

La presidenta de la Nación anunció la expropiación de la empresa petrolera YPF

Cristina Fernández dio a conocer que firmó un decreto para intervenir la empresa, y que designó como interventores al ministro de  Planificación, Julio De Vido, y al viceministro de Economía, Axel  Kicillof. El proyecto establece la expropiciación del 51 por ciento de  las acciones, de las cuales el Estado nacional tendrá el 26,01% del  total y las provincias productoras, el 24,99%. "Somos el único país que no maneja sus recursos", dijo la mandataria. El gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, en primera fila.

Lunes 16 de Abril de 2012

El gobierno anunció que  enviará hoy mismo al Congreso una iniciativa que establece la  expropiación de acciones de YPF, equivalentes al 51 por ciento del  capital social, en el marco de un proyecto de ley de soberanía  hidrocarburífera.

En un acto en Casa de Gobierno encabezado por la presidenta  Cristina Fernández de Kirchner, se anunció además que esa  iniciativa, que ingresará por el Senado, declarará de interés  público nacional la explotación de hidrocarburos, con el objetivo  de lograr el autoabastecimiento.

Cristina también anunció que firmó un decreto para intervenir  la empresa, y que designó como interventores al ministro de  Planificación, Julio De Vido, y al viceministro de Economía, Axel  Kicillof. El proyecto establece la expropiciación del 51 por ciento de  las acciones, de las cuales el Estado nacional tendrá el 26,01% del  total y las provincias productoras, el 24,99%.

Al hacer uso de la palabra, la presidenta Fernández de  Kirchner afirmó que de seguir “con la política de vaciamiento” que  viene aplicando Repsol-YPF, “nos tornaríamos en un país inviable”.

“Proseguir con esta política de vaciamiento, de no  producción, de no exploración, prácticamente nos tornaríamos en un  país inviable, por políticas empresariales y no por recursos, ya  que somos el tercer país en el mundo -según la agencia de petróleo  de los Estados Unidos- luego de China y EEUU en tener gas”, dijo la  mandataria.

En ese sentido, la jefa de Estado indicó que “es la primera  vez en 17 años que Argentina tiene que importar gas y petróleo”. La iniciativa destaca la utilidad pública de las actividades  de YPF Sociedad Anónima, y se establece la necesidad de garantizar  el desarrollo económico, así como el crecimiento “equitativo y  sustentable de las provincias”.

En el proyecto, se establece que el Poder Ejecutivo arbitrará  las medidas al cumplimiento de esta medida, con el concurso de los  estados provinciales y el capital público y privado nacional e  internacional.

También el proyecto indica que en caso de que otro gobierno  futuro quiera volver a privatizar las acciones hoy expropiadas,  deberá contar con una mayoría especial de dos tercios del Congreso.

Asistieron a la Casa de Gobierno el vicepresidente, Amado  Boudou; el titular de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián   Dominguez; el Jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina; los  ministros de Planificación, Julio De Vido; de Interior, Florencio  Randazzo, y de Industria, Débora Giorgi; y el gobernador de Buenos  Aires, Daniel Scioli, entre otros funcionarios.

Las palabras. Luego la presidenta inció su discurso aclarando que no se fue enojada de la Cumbre de las Américas sino que volvió antes al país porque hoy quería estar en Buenos Aires para el anuncio que finalmente encabezó este mediodía.

“Son 19 artículos que pasarán hoy mismo al Senado de la Nación con casi 50 páginas de fundamentos precisos sobre la soberanía hidrocarburífera de Argentina”, explicó.

Y utilizó cuadros para explicar cuanto se invirtió desde la "desnacionalización" de YPF en 1998 hasta 2011 "cuando se duplicó la cifra y hubo que importar combustibles por 9 mil millones de dólares". Desde ese momento hasta ahora “la utilidad neta de YPF fue de 16.450 millones de dolares” y la empresa distribuyó dividentos por 13.246 millones de dólares.

“Somos el único país que no maneja sus recursos de hidrocarburos", dijo y aclaró que no será una estatización.

"El problema fue la  desnacionalización” que -afirmó- “atraviesa desde los sectores más primarios hasta los de más valor agregado”.

Además afirmó que de seguir “con la política de  vaciamiento” que viene aplicando Repsol-YPF “nos tornaríamos en un  país inviable”.

Agravios. En tanto dijo que no iba a responder a las declaraciones de funcionarios españoles. “Los que esperen que esta presidenta responda agravios pierden el tiempo. No me han votado  para eso, mi responsabilidad es conducir con seriedad la República  donde YPF tiene una misión que cumplir”.

“Quiero decirles a todos que esta presidenta no va a contestar ninguna amenaza, no va responder ningún exabrupto, no se  va a hacer eco de ninguna falta de respeto porque respeto a los argentinos y porque soy una jefa de Estado, no una patotera”,  sostuvo la jefa de Estado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario