Política

Del Sel: "Voy a hacer todo para que el santafesino recupere la alegría"

El candidato a gobernador del PRO respondió sobre las claves de su victoria en las primarias. El día después de su triunfo, dijo que “es muy triste lo que pasa en Rosario” con la inseguridad.

Martes 21 de Abril de 2015

El día después de su victoria en las primarias santafesinas, Miguel Del Sel no cambia su rictus ni su estilo de comunicación. “Las claves de mi éxito están en los cuatro años de no parar nunca. La gente me conoce, y eso es fundamental; me tienen confianza. He recorrido varias veces de punta a punta una provincia muy grande, y me bajo en todos lados y saludo. Trato de contar lo que veo”, sostiene el candidato a gobernador del PRO.

Del Sel cosechó 481.278 votos, una friolera que él explica desde un lugar diferente al del político clásico. “El hecho de que yo haya vivido de mi trabajo, que haya sido un exitoso pero siga viviendo en Santa Fe, desde donde nunca me fui, debe haber tenido su influencia. Yo siempre invertí en mi provincia. Muchos a estas cosas no les dan importancia pero otros sí, y yo también”, comentó el ex líder de Midachi.

Y ejemplifica: “Dije que no iba a actuar más y no actué más, dije que iba a renunciar a mi banca de diputado, y lo hice. La gente valoró eso y ahora ve a cientos de profesionales que me están dando un espaldarazo desde el saber. Y tengo un candidato a vicegobernador, como Jorge Boasso, que nos posiciona muy bien con el rosarino del centro. Y el Lole Reutemann nos aporta un voto peronista y un acompañamiento que a mí me encanta. Y tengo ahora un candidato a presidente, como Mauricio Macri, a quien en 2011 no tenía”.

A la hora de explicar los ejes de un discurso que tuvo buen eco entre los santafesinos, Del Sel mensuró que su mensaje fue simple, sin prometer grandes cosas. “No le debo plata, no le debo nada a nadie, no regalo plata ni prometo cosas extrañas”, apuntó.

Una de las novedades en la distribución territorial del voto al PRO fue la performance en Rosario, donde Del Sel quedó a sólo 3 mil votos de Lifschitz. El postulante admite que lo benefició el enojo de los rosarinos con el socialismo y que eso tiene mucho que ver con la seguridad. “La inseguridad cambiará con mejor educación, con pibes terminando la escuela y luego trabajando, no sin hacer nada. Con policías mejor pagos y convirtiéndose en una fuerza de elite. La Justicia, conmigo, tendrá que cumplir la ley. La mezcla de corrupción y narcotráfico es tremenda y viene de la mano de un gobierno nacional que no cuida las fronteras, deja entrar la droga. Voy a hacer todo lo que está al alcance de un gobernador para que el santafesino recupere la alegría”, reseñó.

En ese contexto, sostuvo que “es muy triste lo que pasa en Rosario. Una chica que estaba en el hotel donde me alojo me contó que seis tipos entraron a su casa y la desvalijaron. Y nadie ve nada, y tampoco se ven policías. La gente se da cuenta de que el socialismo perdió peso, reacción, que no concretó los sueños que ellos tenían”.  

A la hora de explicar por qué si hubo un voto castigo a las gestiones del socialismo Bonfatti cosechó 445.065 votos, Del Sel no duda: “Bonfatti es el gobernador, y la gente no cambia todo. Es como cuando pintás tu casa, no la pintás toda del mismo color. A mí me extrañó que Bonfatti vaya de diputado provincial, pero aportará su conocimiento. Y si me toca compartir con él, siendo yo gobernador y él diputado, espero poder construir cosas para los demás, para la gente. El gobierna con minoría en la Cámara”.

El candidato macrista descree de las promesas en campaña y de los mensajes de campaña. “O sos buena gente o no lo sos. Ahora, si sos oposición para que «a este pibe le vaya mal», vamos a estar siempre en el horno. El político no tiene que olvidar que se gobierna para la gente, para los pueblos que necesitan cloacas, escuelas. Y cuando se opongan a hacer cosas para la gente yo lo voy a decir”, arguye.

El PRO, de acuerdo a los resultados que logró en las primarias a senador, no lograría hacer ingresar a ningún candidato propio, por lo que tampoco allí tendría mayoría en caso de que Del Sel llegue a la Casa Gris. “Somos nuevos. A lo mejor no encontramos a la persona ideal, pero es culpa de los que no se animan a participar. Yo siempre busco al tipo respetado, honesto. La sociedad le va a tener que dedicar un tiempo a lo público”, concluye, antes de emprender el regreso hacia su domicilio en la capital de la provincias.

Cansancio

Miguel Del Sel asegura que casi no durmió desde la larga noche en que se consagró como el candidato más votado a gobernador santafesino. “Me quedé en Rosario, ahora me voy a Santa Fe. Voy a salir desde casa en el programa de (Joaquín) Morales Solá porque no me traje ropa como para poder viajar. La verdad es que estoy cansadísimo”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario