Elecciones 2019

De las urnas brotó un amarillo pálido

La crisis económica y el rechazo de amplios sectores sociales al gobierno nacional dinamitaron las chances electorales del radical José Corral, el candidato de Mauricio Macri en la provincia.

Lunes 17 de Junio de 2019

La crisis económica y el rechazo de amplios sectores sociales al gobierno nacional dinamitaron las chances electorales del radical José Corral, el candidato de Mauricio Macri en la provincia. Cambiemos hizo una mala elección y las esquirlas de la derrota sacuden no sólo a los dirigentes santafesinos sino también a los funcionarios de la Casa Rosada que desembarcaron para la campaña.

Corral se encontró con un escenario político muy distinto al que había imaginado cuando se propuso llegar a la Casa Gris. Intentó sobreponerse con una campaña intensa que apuntó básicamente a exponer las falencias de la gestión del Frente Progresista (FPCyS).

Prometió, entre otras cosas, bajar impuestos y el arribo de 4 mil efectivos de las fuerzas federales; el bolsillo y la seguridad, dos temas sensibles para los santafesinos. Pero ni siquiera eso le permitió salir a flote: Macri tiene una imagen negativa en Santa Fe que supera el 60 por ciento. Irremontable.

En 2017, en plena ola amarilla, Corral pensó su futuro en el sillón principal de la Casa Gris. Ahora la ola va en otra dirección, la situación económica hace estragos y Santa Fe es una de las provincias más refractarias al macrismo. Y el intendente de la capital provincial lo pagó con creces. Quedó tercero en las Paso y ayer repitió su performance en las generales, su candidato perdió por paliza en la ciudad de Santa Fe, donde él edificó sus mejores triunfos, y comprobó que en política nada es para siempre: en cuatro años a Cambiemos se le esfumaron casi 200 mil votos. En 2015, Miguel Del Sel cosechó el 32,2 por ciento de las adhesiones y perdió la gobernación por menos de 1.500 votos. Ahora Corral llegó apenas al 19 por ciento y nunca estuvo en la pelea con chances reales de ganar.

Su mayor logro fue resguardar el núcleo duro de votantes macristas entre las Paso y las generales, un consuelo menor que no alcanza para disimular la debacle.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario