Policiales

Vera: un juez federal y un fiscal, molestos por la evasión de un narco

Aldo Alurralde, el magistrado que había ordenado la detención, se quejó por el accionar de la policía en torno a la huida de Miguel Ferreira.

Jueves 02 de Febrero de 2017

El juez federal y un fiscal de Reconquista manifestaron su malestar por haberse enterado a través de la prensa de la fuga de un narco paraguayo de la Alcaidía de Vera que luego de recorrer media provincia amenazando con un cuchillo a un remisero se esfumó y hasta anoche seguía prófugo. Por el hecho, ocurrido el lunes, pasaron a disponibilidad de tres policías que estaban encargados de la custodia.

"Nos enteramos por un periodista de Reconquista", dijo el fiscal subrogante Bruno Ojeda tras inspeccionar el martes el pabellón y el patio de la Alcaidía de la Unidad Regional XIX de Vera en compañía del juez Aldo Alurralde, quien no descartó iniciar una investigación sobre la fuga. "Es la primera vez que se escapa un preso federal de la Alcaidía de Vera en los ocho años que llevo de gestión al frente del juzgado", dijo el magistrado.

Los funcionarios judiciales se entrevistaron con autoridades policiales para saber por qué no habían sido notificados oficialmente de lo que había sucedido. "Hay que ver las responsabilidades, por acción como por omisión", sostuvo Alurralde en declaraciones a la radio santafesina LT10, donde manifestó su indignación y no descartó la existencia de connivencia policial. El juez insistió en que no recibió ninguna comunicación oficial sobre la fuga. "Por escrito no sé nada", sostuvo, luego de acotar que se había enterado de la evasión "por la radio".

"Obviamente esto hay que investigarlo. La persona que tiene la guarda de un preso deberá dar explicaciones a la Justicia y a la sociedad. Es algo que amerita la formación de una causa penal", insistió.

Alurralde reconoció que la inexistencia de cárceles federales en la provincia es un inconveniente, pero señaló que "la alcaidía es un lugar donde se alojan los detenidos, y hay personal que se supone que debe estar capacitado para tener a una persona privada de la libertad".

El lunes

Miguel Antonio Ferreira Vera, de 31 años, estaba preso en la alcaidía de Vera a disposición de Alurralde luego de ser detenido el pasado 20 de octubre al mando de una camioneta en la que se hallaron 203 kilos de marihuana. El hombre iba en compañía de su mujer y su bebé.

La tarde del lunes último Ferreira escapó de la alcaldía de Vera saltando un tapial en el momento en que se largó a llover con fuerza. Minutos después, cuando paró la lluvia, los policías salieron nuevamente al patio, donde estaban los detenidos y ya no estaba.

Lo último que se supo de él es que tomó de rehén a un remisero y lo obligó a punta de cuchillo a recorrer unos 270 kilómetros hacia el sur hasta que lo abandonó en inmediaciones de Santo Tomé. Allí el narco se bajó del auto y se lo dejó al remisero. Pero del rastrillaje en la zona no hubo novedades hasta el cierre de esta edición.

El escape del narco se trata de un hecho sugestivo en el marco de otros ocurridos en los últimos tiempos cuando incluso llegaron a meter a una víctima de abuso sexual dentro del calabozo donde estaba el acusado por ese caso para que éste la amenazara.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario