Policiales

Una rotisería fue blanco de diez robos en lo que va del año

La dueña de Tía Vicenta denunció una decena de escruches en el comercio ubicado en la zona norte. "Creo que la zona está liberada", consideró

Lunes 03 de Junio de 2019

"Fui varias veces a hacer la denuncia a la seccional 10ª y me dijeron que no se podía hacer nada. De las diez veces que nos robaron, sólo fui a denunciarlo cuatro veces y no sé si no fue peor. Estuve una hora o más en la comisaría sin que me atendieran. Creo que la zona está liberada", reclama Sofía, cuya rotisería de la zona norte fue asaltada —según sostuvo ante este diario— una decena de veces en el último semestre. La última, la madrugada del jueves pasado, cuando violentaron la vidriera y se llevaron un tanque de 200 litros, celulares, el aparato de posnet y cuchillas de cocina.

El negocio de comidas Tía Vicenta, de Blas Parera al 700, es una tradicional rotisería del barrio Alberdi que desde hace ocho años está a cargo de Sofía, de 28 años, y su socia Soledad, de 33. En los últimos meses el comercio fue blanco de una serie de robos sobre los cuales no obtiene respuesta del Estado.

De madrugada

"La zona está muy difícil. Hay un grupo de pibes que andan por el barrio robando y viven en una casa de Vila y Valentín Gómez. Cuando entre varios vecinos denunciamos esa situación en la 10ª nos dijeron que no podían hacer nada. Pero ni fueron a la casa. Lo quiero hacer público porque tengo 28 años, quiero quedarme en el país pero me resulta imposible de esta manera; te sacan las ganas de trabajar acá en Argentina", aseguró Sofía.

La cantidad de veces que entraron ladrones a la rotisería, siempre de madrugada, puso en alerta a la joven. "Creo que la zona está liberada. Fui varias veces a hacer la denuncia a la seccional 10ª y me dijeron que no se podía hacer nada", comentó Sofía.

"Cuando nos robaron la última vez —agregó la joven— los vecinos le facilitaron a la policía mi número de teléfono para que nos llamaran. Después les preguntaron a los agentes si se iban a quedar a cuidar el local, porque estaba con la puertas abiertas y la vidriera rota, y la policía les aseguró que se iban a quedar cuidando hasta que llegaran los dueños; es decir nosotras. Sin embargo se fueron y dejaron todo abierto. Al final yo me enteré del robo hoy (por el jueves pasado) cuando me levanté y vi todas las llamadas de mis vecinos que viven en la cuadra del negocio".

La joven comerciante explicó que "muchas veces, de las diez oportunidades en las que nos robaron, ni siquiera hice la denuncia. Sólo denuncié cuatro veces y no sé si no fue peor; estuve una hora o más en la seccional 10ª sin que me atendieran. Además nunca, en ningún momento, apareció nada de lo robado".

En ese sentido, la comerciante hizo una lista rápida de las cosas que le han robado en lo que va del año: "Ventiladores, computadoras, un barril antiguo que ya estaba en el negocio, unos diez teléfonos celulares, máquinas de posnet y varias cajas con cambio en efectivo para el día siguiente", enumeró, para esbozar a modo de consuelo: "Tuvimos la suerte de que cuando robaron el negocio nosotras nunca estuvimos".

"Insoportable"

Más allá de los daños sufridos en su comercio, la joven sostiene que no es la única víctima de los robos en la zona. "La zona —insiste— está literalmente liberada. Por la tarde se ve que pasan móviles de la policía, pero apenas cae la noche desaparecen. A unas cuadras de acá hay en la esquina unos pibes que venden drogas, y todos lo saben y la policía también".

"El asunto de los robos —continuó— no es con nosotros. A todas las rotiserías de la zona, y también a los cadetes, les roban todo el tiempo. Y además este último mes desvalijaron tres casas particulares por calle Blas Parera. Es insoportable que no se haga nada", dijo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});