Policiales

Una muerte enmarcada en el contextonarcocriminal

Buena parte de los 3 años y 4 meses que "El tuerto" Alomar pasó tras fugarse de la seccional 26ª en diciembre de 2013, transcurrieron en el paraje isleño de "Vaca Muerta" y en "El eucaliptal", lindero al barrio Coronel Aguirre de Villa Gobernador Gálvez. Oriundo de Villa Diego pero con domicilio en el barrio Municipal rosarino, en su prontuario tenía cinco capturas por robo calificado, evasión, quebrantamiento de salida transitoria de Coronda y una orden de detención emitida por el juzgado Federal 3 de Rosario de 2014. Al momento de ser detenido, fuentes de la investigación indicaron que también había sido requerido por los juzgados de Ejecución Penal de Coronda e Instrucción 14ª por una causa del sistema judicial conclusional.

Domingo 24 de Febrero de 2019

Buena parte de los 3 años y 4 meses que "El tuerto" Alomar pasó tras fugarse de la seccional 26ª en diciembre de 2013, transcurrieron en el paraje isleño de "Vaca Muerta" y en "El eucaliptal", lindero al barrio Coronel Aguirre de Villa Gobernador Gálvez. Oriundo de Villa Diego pero con domicilio en el barrio Municipal rosarino, en su prontuario tenía cinco capturas por robo calificado, evasión, quebrantamiento de salida transitoria de Coronda y una orden de detención emitida por el juzgado Federal 3 de Rosario de 2014. Al momento de ser detenido, fuentes de la investigación indicaron que también había sido requerido por los juzgados de Ejecución Penal de Coronda e Instrucción 14ª por una causa del sistema judicial conclusional.

"El tuerto" había sido detenido en marzo de 2013 luego de que el cuerpo de Diego David Ramírez apareciera baleado por la espalda a un costado de la ruta provincial S22, prolongación de la avenida San Martín, en cercanías del cementerio villagalvense. Ramírez fue descripto por investigadores de su asesinato, ocurrido el 2 de marzo, como un soldado en ascenso que a los 35 años regenteaba una boca de expendio de drogas en Río Negro al 2300 de Villa Gobernador Gálvez.

Con el aporte de testigos, la pesquisa se orientó a que el móvil del asesinato tenía que ver con disputas por drogas, que la escena del crimen había sido el búnker ubicado en Río Negro al 2300 y que el cuerpo había sido arrojado al costado del camino.

Tres días después de ese crimen el quiosco fue derrumbado y 22 días más tarde cinco personas fueron apresadas como sospechosos de haber participado en el asesinato.

En otro punto de venta de drogas, en Guido y Spano al 2200 de Villa Gobernador Gálvez, cayó "El tuerto" Alomar, quien entonces tenía 33 años. Se hizo cargo de una pistola calibre 9 milímetros que estaba en su Peugeot 307. Esa causa está en trámite en el sistema conclusional de los Tribunales provinciales y también se abrió un expediente en la Justicia Federal por el contexto de narcocriminalidad que enmarcó el asesinato. Las fuentes explicaron que Alomar fue trasladado a la comisaría 26ª, de donde se escapó un año más tarde.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});