Policiales

Un joven gravemente herido por varios adolescentes

Un joven de 23 años fue baleado en la puerta de su casa de la zona oeste de la ciudad.

Jueves 25 de Enero de 2018

Un joven de 23 años fue baleado en la puerta de su casa de la zona oeste de la ciudad y anoche continuaba internado en estado delicado y con pronóstico reservado en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca), donde lo habían operado y extraído el bazo y un riñón. Vecinos de la víctima apuntaron contra un grupo de adolescentes que "suelen ir por todos lados amedrentando con armas a toda la gente".

El joven fue identificado como Ignacio Rojas, quien ayer a la tarde fue baleado cuando se encontraba en la puerta de su casa del pasaje 1001 y Servando Bayo (a cuatro cuadras de avenida Pellegrini). Al parecer el muchacho se encontraba pintando una viga cuando pasaron entre dos y cuatro adolescentes y le dispararon sin que conocieran los motivos.

"Pasaron caminando y le tiraron sin pensar. Pasaron y lo vieron, y le tiraron al pibe cuando estaba sentado", contó muy preocupado a canal 5 un vecino que aseguró que los agresores eran menores de edad "contra los que no se puede hacer nada".

El testigo aseguró haber escuchado cuatro disparos y afirmó que Rojas recibió al menos dos balazos: uno en una pierna y otro que ingresó por el abdomen con orificio de salida por la espalda, que en principio le produjo daños en el bazo y un riñón.

El joven fue trasladado en un vehículo particular hasta el Heca, donde lo operaron. Según comentó ayer la madre de la víctima, luego de la intervención quirúrgica Ignacio quedó en estado crítico con pronóstico reservado a la espera de su evolución en la sala de terapia intensiva del hospital. "La operación salió bien pero hay que esperar como mínimo 48 horas. Hay riesgos porque además perdió muchísima sangres y eso le jugó en contra", contó su madre a canal 5.

Miedo

"Se creen los dueños del barrio. Van por todos lados con fierros, amenazan a todo el mundo. ¿Y uno qué puede hacer? Todos tenemos familia, así que los dejás pasar, que digan lo que quieran... Es todos los días, en todas las cuadras del barrio y tienen varias denuncias. Todos saben quiénes son", señaló el vecino.

"Estamos muy cansados y ya no sabemos qué hacer", añadió otra mujer, a pesar del temor que manifestaban en el vecindario a hablar con los medios.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario