Policiales

Un hombre fue asesinado a tiros desde un auto en la zona suroeste de la ciudad

La víctima, de 25 años, está identificada. En el ataque a balazos otro hombre resultó herido. Sucedió en las inmediaciones de Crespo y pasaje Casablanca.

Lunes 12 de Abril de 2021

Un muerto y un herido. Ese es el saldo que dejó un nuevo ataque a balazos en la ciudad. Es esta oportunidad sucedió en las inmediaciones de Crespo (al 3.600) y pasaje Casablanca, en el barrio Alvear.

Según trascendió, las víctimas que circulaban en un auto fueron atacadas por un hombre que circulaba en una moto.

De acuerdo a las primeras informaciones que surgieron del violento episodio, la víctima (de nombre Nicolás -de 25 años y padre de una nena-), que es quien conducía el Chevrolet Corsa, se encontró en esa zona con un hombre que pasaba en moto -el fiscal investiga para ver si el encuentro fue pactado o casual-, mientras que el acompañante del auto permaneció en el mismo.

Tras mantener un diálogo, el conductor volvió a subirse al vehículo, y en ese momento el hombre que estaba en la moto comenzó a dispararle, tras lo cual Nicolás comenzó a correr, pero cayó muerto a los pocos metros, mientras que el acompañante (de nombre Jeremías) salió corriendo tratando de evitar el ataque, aunque no pudo evitar ser herido en uno de sus brazos.

Por su parte, el agresor huyó rápidamente del lugar en la moto 110 en la que se movilizaba.

El hombre que perdió la vida habría recibido tres disparos, aunque las autoridades solo hallaron dos vainas servidas en el lugar.

De acuerdo a la información que se conoció este lunes por la noche, la víctima fue identificada como Nicolás Elías Fernández, de 25 años.

Trabajan en el lugar agentes policiales en la toma de testimonios y la recolección de pruebas.

"Son chicos muy buenos, humilde, trabajadores", señaló Milagros, la esposa del joven herido, en diálogo con Telefe Rosario.

"Mi marido atinó a salir del auto y salir corriendo para evitar que lo maten", relató la esposa en medio de las lágrimas y conmocionada por lo que había sucedido.

La mujer reconoció que la víctima era amigo tanto de su esposa como de ella, al tiempo que reconoció que ellos no son del barrio y que estaban volviendo a su casa.

El fiscal Patricio Saldutti por su parte, sentenció que el acompañante no conocía al atacante con el que primero dialogó la víctima y que luego fue el autor de los disparos, al tiempo que admitió que secuestraron el celular de la víctima para ver si le aportaba información sobre este encuentro seguido de homicidio.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario