Policiales

Se entregó un joven filmado mientras disparaba desde un auto en una balacera

Se llama Agustín M y lo acusarán por intimidación pública. El que manejaba el auto está preso por el hecho hace diez días. En ese incidente, ocurrido en julio en el barrio de La Carne, un hombre que también tiraba desde la calle recibió un tiro en el pie.

Martes 05 de Enero de 2021

El video muestra el frenético momento en que desde un auto particular la arremeten a tiros con un revólver durante 40 segundos: se ven las luces del alumbrado público, las casas que quedan atrás por el movimiento del vehículo, el tableteo constante de los disparos y también que desde el objetivo baleado les devuelven el fuego con lo que parece ser una pistola por los tiros a repetición. “Tomen manga de giles, tirá tirá, a pleno contra los giles, aflojale a los gatos estos, a uno le pegaste”, se escucha decir a uno de los ocupantes del auto, mientras el tirador apunta y gatilla desde el asiento trasero.

Uno de los dos que iban en el vehículo fue detenido el 18 de diciembre y quedó preso tras ser imputado en audiencia tres días después. Este martes a la mañana se entregó la persona que se presume es la que disparaba una y otra vez desde el auto. Se llama Agustín Brian M., tiene 24 años y se presentó luego de que trascendiera que la policía que había allanado su casa sin localizarlo lo estaba buscando. También se había divulgado en la prensa la secuencia de la balacera tomada desde adentro dado que alguien, desde el habitáculo del vehículo, la había filmado para subirlo a las redes sociales.

Este incidente ocurrió el 31 de julio pasado en inmediaciones de Alzugaray y Bermúdez, en el barrio de la Carne, en el extremo sur de la ciudad. De acuerdo con la imputación formulada hace una semana, Yair G. conducía un auto Gol Power junto con otro joven, que según los investigadores es Agustín Brian M., mientras iban disparando y filmando lo que ocurría. En ese transcurso abrieron fuego contra un hombre que fue herido en un pie.

Ahora Agustín M. será imputado el jueves próximo por la fiscal Valeria Haurigot no solamente por las lesiones ocasionadas a la víctima sino también por el delito de intimidación pública: los fiscales de la unidad que investiga balaceras consideran estos delitos como un modo de generar un peligro común y demostrar poderío por el uso de armas de fuego. Esto agravará la situación para el imputado.

Balacera desde adentro

El vértigo que hay en ese video de 40 segundos, que se presentará en la audiencia, es un resumen de una práctica que en Rosario se consolidó como afianzada rutina delictivas. Este año se consideró a las balaceras el delito de mayor estrépito público y también uno de los causales de la alta lesividad de la violencia, por la cantidad de homicidios dolosos que se produjeron, a veces mediante acciones de esta clase.

Aquella noche, a dos horas de ocurrido este atentado a tiros, los dos autores presuntos fueron detenidos en un auto con armas, en la calle y sin posibilidad de justificar su portación. Así y todo el juez que intervino en la audiencia les fijó una fianza y les dio la libertad. La aparición de las imágenes, los elementos presentes en ellas y otras referencias permitieron la detención el 18 de diciembre pasado de quien se acusó de haber manejado el auto. El que dispara, que se entrego ahora, también estaba identificado. En marzo pasado había sido detenido por robar a un chico de 13 años las zapatillas y la billetera con un revolver calibre 32, por lo que recibió 60 días de prisión preventiva.

Después de la audiencia de hace diez días Agustín Brian M. dejó constancia de saber que lo estaban buscando. Cuando el 21 de diciembre se difundió el video que lo mostraba tirando enseguida publicó un mensaje en su perfil de Facebook. Allí no niega ser él quien disparaba. "No soy un sicario, ni narcotraficante, solo quise defenderme, me cansaron no me dejaba tranquilo, no justifico lo que hice pero no podía esquivarlos siempre, tenía que defenderme, yo tenía trabajo auto y moto. Pero cuando me veían juntar la basura en su cuadra me tiraban con botellas de vidrios, me corrían y me tiraban tiros. Yo me cansé, la policía no ve a uno cuando se defiende, lo ve cuando explota".

En la fiscalía consideran que ese mensaje parece pautado por el consejo de un defensor. Recuerdan que los gritos exhortando a disparar no parecen ser los de alguien que busca reparar una injusticia. Y que además Agustín M., el que escribió el texto, tiene reiterados antecedentes penales, entre ellos el robo a mano armada a un adolescente hace diez meses, hecho por el cual estuvo preso hasta julio. "En el hecho se ve claramente el desprecio por la víctima y la decisión clara de producir la balacera", indicaron fuentes del Ministerio Público de la Acusación (MPA). "No hay una espontaneidad en la presentación sino a nuestro criterio opera fuertemente sobre este joven la presión de la búsqueda policial"

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario