Policiales

Procesado por conducir una banda narco desde la cárcel

Walter "Dani" Jure fue sindicado como jefe de la organización que traía estupefacientes desde Corrientes para que su familia lo comercializara

Viernes 15 de Diciembre de 2017

Tres semanas antes de empezar el juicio a Los Monos, donde está imputado como uno de los integrante de la banda de barrio Las Flores, una patrulla policial entró a la celda que Walter Daniel Jure ocupa en la cárcel de Coronda. Una investigación que llevaba ocho meses lo sindicaba por guiar desde ese lugar una red dedicada a traficar drogas desde Corrientes y comercializarla en Rosario, y en la que estaban implicados miembros estrechos de su familia.

En ese marco, ayer el juez federal Marcelo Bailaque procesó como máximo responsable de ese delito a Walter "Dani" Jure, quien se encargaba de dirigir y coordinar la logística de la compra de drogas desde el penal.

De 38 años y reiterados antecedentes por delitos con drogas, Jure fue condenado por primera vez en 2003 por un tráfico de estupefacientes detectado en Malabrigo. Además está a punto de ir a juicio por otro hecho: organizar el traslado de 100 kilos de cocaína desde Bolivia que fueron interceptados en San Genaro en octubre de 2015.

En el inicio del juicio a Los Monos, Jure fue uno de los que se desnudó con otros siete imputados para mostrar su disconformidad con ser llevados a la cárcel de Pérez. Después, el policía de la División Judicial Ariel Marelli señaló al declarar en el juicio que "Dani" era un informante regular de esa repartición policial.

Ayer Bailaque lo procesó y le trabó un embargo por 4.500.000 pesos a raíz de una investigación iniciada en 2016 por la fiscalía federal entonces a cargo de Marcelo De Giovanni y la Procuraduría de Narcocriminalidad.

Todo empezó con el seguimiento de un tal "Lobi" o "Lobizón" al que la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) tenía como traficante en barrio Ludueña. Hubo una interrupción forzosa cuando el sospechoso se convirtió en la primera víctima de homicidios en Rosario en 2017: se llamaba Juan Jesús Godoy y fue acribillado a tiros en Liniers al 300 delante de su familia y frente a su casa, en un hecho no esclarecido.

Tras el crimen de Godoy, los investigadores captaron a Jure como jefe de una organización en la que estaba involucrada toda su familia, residente en el barrio Hostal del Sol de Rosario. Entre ellos su padre, Juan Antonio "Tarta" Jure, un hombre con linaje en el tráfico de drogas y varias condenas. A tal punto que al ser detenido en su casa tenía pendiente la culminación de una última sentencia.

Las escuchas telefónicas permiten para Bailaque reconstruir las actividades y los roles de los familiares de Jure, quien ejerce el liderazgo del clan. Su padre surge como enlace con el abastecedor en Corrientes, un tal Clemente Lezcano Acuña, apodado "Mi gente" y aún prófugo.

Asimismo supieron que en la comercialización estaban la madre de Jure, María Esther Arce; su hermana Gisela; y su pareja, Tamara Sánchez. Todos procesados con un embargo de 2.500.000 pesos cada uno.

Pantalones y ladrillos

La historia del clan Jure con la droga es consignada por el juez en su resolución con un diálogo en código que, desde la cárcel, "Dani" matiene con su hermana. En los audios interceptados los Jure usan las palabras "pantalones" ,"prendas", "ropa" para referirse a droga.

En una escucha "Dani" le dice a Gisela que las prendas debían tener "brillito" y "blancura total". Pero mientras hacía la descripción de la mercadería la mujer utilizó la palabra "ladrillo". "Dani" captó el desliz y le dijo: "Dale ladrillo, mogólica, sos hija de Jure vos". Eso, sumado a la historia del clan, para Bailaque revela que hablaban de drogas.

El juez remarca el liderazgo de "Dani" con las propias palabras que él pronuncia en las escuchas al hacer recriminaciones a sus familiares. "Yo soy el que mando" o "Yo soy el dueño, el que manejo y decido".

Capacidad operativa

Según los fiscales y el juez, el 7 de marzo de este año Jure compró 83 kilos de marihuana en el norte del país, lo que pudo saberse a partir del contacto entre "Tarta" y "Mi gente".

Una mujer acusada de trasladar la droga desde Corrientes a Rosario también fue procesada. Es Andrea Soledad Romero, a quien llaman "La pesada" y fue seguida hasta aquella ciudad.

Romero iba en compañía de Alberto Vallejos, su pareja, también procesado. Ambos viajaron a Corrientes el 25 de junio pasado en micro con la finalidad de entregar a "Mi gente" el dinero por lo despachado a Jure. Al llegar a la terminal correntina, a las 10.30 del día siguiente, varios policías los vieron abordar un remís y los siguieron. Así consignaron cómo, tras dar varias vueltas, se encontraron con "Mi Gente", quien los esperaba para alojarlos.

Luego se detectó una conversación entre Romero y Jure por un problema en el pago en la que "Dani" le recriminaba: "Vos no estás ahí de vacaciones"; y agregaba: "Yo también le mandé la plata a ese gil", en relación al dinero remitido a "Mi gente" por el cargamento.

Bailaque consigna también que de conversaciones entre Jure y su pareja se interpreta que hay referencias "a la cocción de pasta base" y a su vez "al manejo del dinero producto de la comercialización de estupefacientes.

Así, Jure fue procesado como organizador de un grupo de vendedores de droga desde una celda de Coronda, lo que demuestra "que tenía capacidad desde la unidad de detención como para organizar la estructura funcional para la comisión de estos delitos". Mientras él y su padre están con prisión preventiva, los restantes acusados del grupo están bajo arresto domiciliario.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario