Policiales

Piden informes por un joven baleado

El caso del brutal ataque a Ramiro Mateo, el chico de 17 años que fue baleado en diciembre por presuntos barrabravas de Rosario Central, tuvo repercusión en la Legislatura Provincial. Los diputados aprobaron un pedido de informes para que el Poder Ejecutivo, por medio del Ministerio de Seguridad, brinde información sobre la investigación que realiza la Unidad Regional II.

Martes 08 de Enero de 2008

El caso del brutal ataque a Ramiro Mateo, el chico de 17 años que fue baleado en diciembre por presuntos barrabravas de Rosario Central, tuvo repercusión en la Legislatura Provincial. Los diputados aprobaron un pedido de informes para que el Poder Ejecutivo, por medio del Ministerio de Seguridad, brinde información sobre la investigación que realiza la Unidad Regional II.
  A todo esto, el adolescente iniciará hoy un complejo y extenso tratamiento de rehabilitación neurológica en la provincia de Buenos Aires, en un centro especializado, luego de obtener el alta en el Hospital de Emergencia Clemente Alvarez. “Tuvo una recuperación asombrosa”, manifestó ayer Ricardo Velasco, tío de Ramiro.
  “Ahora comienza un período de internación de 56 días. Ramiro estará durante ese tiempo trabajando en la rehabilitación de la deglución, respiración y del habla”, remarcó el pariente. “De lo que no sabemos nada es de la investigación policial o judicial”, agregó.
  De hecho, desde aquel el jueves 6 de diciembre no se conocieron avances en la investigación. Esa noche, Ramiro se encontraba con unos amigos en Agrelo y Punta Lara, a media cuadra del Club Banco Nación. En ese lugar, los chicos aguardaban pacientemente para ingresar a la cancha donde se iba a disputar la final de primera división del fútbol de salón entre Regatas (club al que pertenece Ramiro) y Náutico Avellaneda.
  Mientras tocaban bombos y redoblantes y hacían flamear banderas celestes y amarillas de Regatas aparecieron dos Peugeot 206, uno negro y otro gris, de los que bajaron al menos seis hombres.
  Todo indica que les quisieron robar los trapos y los bombos. En esas circunstancias, uno de los recién llegados extrajo un revólver calibre 22 y le disparó un balazo en la cabeza a Ramiro, quien sobrevivió casi por un milagro.
  Ante la falta de resultados en la investigación, familiares y amigos realizaran dos movilizaciones en reclamo de justicia. Además, un incidente confuso ocurrió a las pocas horas del ataque en la Jefatura de Policía cuando amigos de Ramiro fueron a declarar y se cruzaron con un supuesto sospechoso, que los habría amedrentado.
En Diputados. Ante esa situación, los diputados provinciales Jorge Lagna y Alberto Monti, del Frente para la Victoria por Santa Fe, presentaron un pedido de informes para que el Poder Ejecutivo responda, sin perjuicio del secreto sumarial, acerca de las actuaciones que lleva adelante la policía.
  La iniciativa fue aprobada en la penúltima sesión de 2007 de la Cámara baja y fue aprobada por unanimidad. Los legisladores remarcaron en el pedido de informes que la agresión a Ramiro “es un hecho que ha conmocionado a la sociedad y merece un pronto esclarecimiento”.
  Además, llamaron a “dejar de lado toda especulación sobre la posibilidad de connivencia entre la fuerza de seguridad provincial y los violentos que dicen ser hinchas de fútbol”.
  “Sería de una gravedad mayúscula la ratificación de las sospechas que hoy atribulan al entorno de Ramiro Mateo. Por lo tanto solicitamos la pronta remisión de la documentación requerida”, plantearon.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario