Policiales

Murió en un tiroteo un hombre al que buscaban por matar a un policía

Un delincuente que era buscado por el homicidio de un policía porteño, asesinado el año pasado durante un intento de robo, murió baleado tras un tiroteo en Villa Fiorito.

Martes 23 de Enero de 2018

Un delincuente que era buscado por el homicidio de un policía porteño, asesinado el año pasado durante un intento de robo, murió baleado tras un tiroteo en Villa Fiorito.

El incidente ocurrió el sábado por la tarde, alrededor de las 19, en Villa Fiorito, partido de Lomas de Zamora, al sur del conurbano.

Fuentes policiales informaron que todo comenzó cuando efectivos que patrullaban por la zona del barrio Villa Rita intentaron detener la marcha de un Volkswagen Golf blanco con dos ocupantes a bordo.

El conductor de ese rodado no acató la indicación de detenerse y aceleró, por lo que comenzó entonces una persecución hasta el cruce de las calles Canadá y Cosquín.

Según las fuentes, los sospechosos descendieron del vehículo y salieron corriendo, por lo que los policías los siguieron a pie.

Ambos delincuentes entraron en una casa e intentaron escaparse por la terraza, pero uno de ellos fue rodeado por los policías.

Desde el techo de la vivienda, el hombre empezó a efectuar disparos con una pistola calibre 45 contra los efectivos, quienes repelieron la agresión.

El tiroteo culminó cuando el delincuente recibió al menos un disparo mortal, mientras que el cómplice fue detenido a los pocos metros del lugar.

Las fuentes agregaron que el fallecido fue identificado como Gastón Rubén Chendo, quien tenía un pedido de captura por el homicidio del sargento Oscar Daniel Morel, cometido en Remedios de Escalada, partido de Lanús. Además, el delincuente también era buscado por el juzgado federal de Lomas de Zamora por un secuestro extorsivo.

El crimen del sargento Morel ocurrió el 27 de octubre de 2017. El efectivo estaba uniformado y regresaba de cumplir funciones en la comisaría 42» del barrio porteño de Mataderos cuando fue interceptado por los tres ladrones que le cruzaron un auto para robarle un Chevrolet Onix blanco.

El policía se identificó y se enfrentó con los atacantes a los tiros desde su vehículo con su pistola calibre 9 milímetros Browning. Morel fue herido de dos balazos, uno en el pecho y otro en el hombro derecho.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario