Policiales

Mujer policía quedó presa por el asalto a una heladería en Santo Tomé

Una mujer policía de 34 años quedó detenida imputada de asaltar, con un joven de 21, una heladería en la ciudad de Santo Tomé.

Viernes 19 de Enero de 2018

Una mujer policía de 34 años quedó detenida imputada de asaltar, con un joven de 21, una heladería en la ciudad de Santo Tomé. El atraco fue la tarde del domingo último y los sospechosos fueron apresados minutos después, pero la prisión preventiva fue dictaminada ayer por la jueza penal Susana Luna, en una audiencia en los tribunales de Santa Fe.

Según refirió el diario Uno de Santa Fe, Lidia Carolina S. es una policía en actividad que por estos días estaba con tareas diferentes y sin portación de arma reglamentaria. La mujer está imputada de un hecho ocurrido el domingo, alrededor de las 18.30, en una sucursal de la cadena de heladerías Grido ubicada en avenida Luján al 3700 de Santo Tomé.

Allí ingresó un joven vistiendo un buzo oscuro con capucha que, a punta de pistola, sustrajo cerca de 900 pesos que había en la caja del comercio. La situación fue advertida por un vecino que vio cómo el ladrón huía a la carrera hasta las esquina donde subió a una moto Honda Wave en la que lo esperaba una mujer rubia peinada con colita.

El testigo aportó las descripciones de los asaltantes a los policías que llegaron al lugar e iniciaron la búsqueda de los sospechosos, que fueron divisados en inmediaciones de Tres de Febrero y Balcarce. Allí les dieron la voz de alto a los motociclistas, pero la conductora aceleró con intenciones de escapar.

Antes de ser atrapados, según los voceros consultados, el muchacho arrojó un bulto que quedó debajo de un auto estacionado y que resultó ser un revólver calibre 38 que habrían empleado en el asalto. Una vez detenidos los sospechosos, en cuyo poder se recuperó el dinero sustraído, se comprobó que la mujer que manejaba la moto era policía.

Coautora

En principio la mujer intentó desvincularse del atraco señalando que no sabía que el muchacho, luego identificado como Yamil Salomón G., había bajado de la moto para asaltar el comercio. Sin embargo fue imputada como coautora de robo calificado por el empleo de arma de fuego no apta para el disparo.

En cuanto a la prisión preventiva, la jueza atendió los argumentos de la fiscalía sobre los antecedentes del joven y la calidad de funcionaria policial de la mujer, que por ello podría recibir una pena de cumplimiento efectivo y perder su empleo. Además, se indicó que la libertad de ambos podría implicar posibles intimidaciones a las víctimas del atraco.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario