Policiales

"Mi esposo era un comerciante esforzado que vivía el día a día"

Lo dijo la mujer de Germán Tobo ante el fiscal que investiga el homicidio del dueño de una agencia de compraventa de autos ejecutado de siete balazos la noche del lunes frente a su comercio.

Jueves 04 de Septiembre de 2014

La investigación del homicidio de Germán Gonzalo Tobo, ejecutado de siete balazos la noche del lunes frente a su concesionaria de autos de alta gama en Ovidio Lagos al 5100, sumó ayer la declaración testimonial de la esposa de la víctima. La mujer lo describió como un comerciante "esforzado" que "vivía al día", y que no advirtió amenazas previas que la hicieran sospechar de un ataque semejante. Además, la pesquisa determinó que todos los vehículos de alta gama que el comerciante tenía a la venta no contaban con pedido de secuestro y sus dominios registrales estaban en regla. Lo que llama la atención de los investigadores es que los dos sicarios que lo atacaron se movilizaron en un precario Renault 12 rojo (hasta ayer no había sido hallado) por lo que no se descarta la participación de otro vehículo más moderno como apoyo de la fuga.

El crimen puso otra vez en evidencia la trama de ajustes de cuentas vinculados a negocios que caminan al borde de la ilegalidad. Es que el hombre asesinado tuvo vínculos como empleado del asesinado Luis Medina en la agencia Lume, de avenida Pellegrini al 5500 y en la franquicia del boliche Esperanto; y antes trabajó cuatro años en la concesionaria Reina Automotores, de Oroño al 2700 yue apuntada por supuestos vínculos con el lavado de dinero.

Más allá de las conjeturas, lo concreto es que Tobo, de 42 años, fue acribillado a sangre fría a las 21.45 del lunes tras cerrar su local y mientras charlaba en la vereda con su socio y un empleado del salón.

Filmado. En base a la secuencia que captó la cámara de videovigilancia de un comercio de la zona y el relato de testigos directos, se confirmó que los homicidas se movilizaban en un Renault 12 rojo que circuló despacio por Ovidio Lagos y luego fue por Savio al este, donde estacionó.

Los agresores, uno encapuchado y el otro con una gorra, caminaron hacia donde estaban los tres hombres y sin mediar palabra descerrajaron 13 disparos de pistola calibre 9 milímetros, siete de los cuales impactaron en el cuerpo de Tobo.

"Creemos que utilizaron un segundo auto de apoyo más moderno y rápido, de lo contrario no pudieron ir muy lejos con un Renault 12. Ese auto se tira en cualquier lado. Como saben que para estos hechos se utilizan motos o autos de alta gama, mutaron a ese vehículo", dijo el fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos, Adrián Cimino.

Entre las medidas que ya concretó el funcionario a cargo de la causa se cuenta la declaración de la esposa de la víctima y la evaluación registral sobre los 29 vehículos que estaban a la venta en la concesionaria.

Testimonio. "La mujer dijo que su marido era un comerciante esforzado que vivía al día, que ni siquiera estaba al tanto de que tenía un socio (Martín Carlos G., de 37 años) y que era ajena al negocio. Además, aseguró que no advirtió amenazas previas para sospechar lo que finalmente ocurrió", amplió el fiscal.

En cuánto a los 29 vehículos de alta gama que estaban a la venta en local y de los cuales Simino solicitó datos registrales, confirmó que ninguno tenía orden de secuestro y sus guarismos no estaban adulterados.

Ahora el fiscal espera el informe de la autopsia, las pericias a los celulares de Tobo y de su socio, y a dos notebooks: una personal de la víctima y otra que operaba una gestora del negocio que ya fue identificada y será convocada a prestar declaración testimonial.

Hasta el momento, y de acuerdo a lo que constató Simino, el entrecruzamiento de datos del sistema penal no arrojó demasiada información acerca de que Tobo hubiese sido mencionado en la investigación de los crímenes de Santiago Alfredo "El gordo" Pérez, de 35 años; y el de Domingo "Chucky" Vivas, de 52, asesinados ambos el 15 de septiembre de 2012 en ajustes mafiosos.

Lo que llama la atención a la pesquisa es que salgan a la luz extraoficialmente esos hechos, ocurridos seis días después de otro crimen que marcó un mojón en las investigaciones sobre la narcocriminalidad: el ocurrido el 8 de septiembre de 2012 en 27 de Febrero y Entre Ríos cuando ejecutaron a Martín "Fantasma" Paz, cuñado de Claudio "Pájaro" Cantero, el líder de la banda de Los Monos acribillado el 26 de mayo de 2013.

Luego de su trabajo en Reina Automotores, Tobo desembarcó como empleado de la concesionaria Lume, de Luis Medina, de quien se desvinculó meses antes de que a éste lo acribillaran a balazos, el 29 de diciembre pasado. Su nombre también estuvo asociado al desembarco de la franquicia del boliche y restaurante Esperanto, que funcionó sólo seis meses en Presidente Roca y Zeballos y cuya propiedad se atribuyó a Medina.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario