Policiales

Las comunicaciones de una noche fatal, otra de las claves que condenaron a Ochoa

El tribunal que sentenció a "Panadero" destacó los innumerables diálogos que mantuvieron Ochoa y Godoy antes y después de matar a "Pimpi".

Domingo 12 de Marzo de 2017

En los fundamentos de la condena a Diego "Panadero" Ochoa puede apreciarse que el tribunal, al tratarse de un caso indiciario en el que no había para exponer una orden directa de ejecución, se valió de todos los recursos a su alcance para hacerse una composición de lugar. En ese marco se escuchó a una perito desgranar las amenazas cruzadas "entre la «Hinchada que nunca Abandona» y la «Hinchada más Popular»" en el blog de Stympi. Entonces se escucharon audios de intervenciones telefónicas y especialistas explicaron con cuadros sinópticos las conexiones entre los aparatos intervenidos y los protagonistas. Allí sobresalieron los contactos que mantuvo Carlos "Betito" Godoy con Diego Ochoa la madrugada del crimen de Roberto "Pimpi" Caminos y minutos después de su ejecución. El aparato desde el que se comunicó Godoy estaba a nombre de Ochoa. También hubo espacio para mensajes de texto rescatados por peritos de la Side, y testimonios definitorios a la hora de un fallo condenatorio.

"Las llamadas que se produjeron la madrugada del homicidio de Caminos desde el celular de Godoy (que se encontraba a nombre de Ochoa) al de "Panadero" son un indicio vehemente de que Godoy intentaba dar parte de lo ocurrido, no solo por los horarios en que se produjeron los alertas y comunicaciones, sino también por su cantidad y la insistencia en establecer una comunicación con quien ya indicamos era la persona de la que Godoy dependía en lo relativo a su subsistencia económica y su posicionamiento en la barra", reflexionó el tribunal en el documento analizado sobre las escuchas develadas. Varias de ellas fueron publicadas por este diario en su edición del domingo 19 de febrero pasado.

Las órdenes del jefe

"Esta desgrabación es una cabal muestra de la verdadera personalidad del imputado, ya que trasunta que no dudaría en darle el «okey a los pibes y los otros no existían más». Es casi una confesión, una intimidación que refleja lo que se le achaca en este juicio. O sea, ante una orden suya los pibes actuarían y quien lo enfrentara no existiría mas", indicó el tribunal sobre uno de los audios escuchados a lo largo de las jornadas.

En ese sentido, para los jueces los audios "exponen claramente los lazos de lealtad que Ochoa trazaba con sus jóvenes soldados y la reacción que debía tenerse hacia los traidores".

Otro de los testimonios que se destacó fue el de un barman que compartió una mesa en el cantobar Zoe junto a los hermanos René y Lelio "Chapita" Ungaro y "una persona de pelo lacio, larguito, abajo de los hombros, recién lavado, con camisa blanca y jeans", en alusión a Ochoa. "Se sentó a hablar con ellos y charlaban de que habían matado a Caminos o lo iban a matar", se expresó en las conclusiones. Como el testigo, que ya había prestado declaración en el juicio en elcual se condenó a los ejecutores del homicidio mostró su temor de exponer nuevamente, se leyó en la audiencia lo declarado en aquel momento. De esa lectura surge que en el boliche "Whallsha" de Pueblo Esther, un compañero le contó que "«Betito» le dijo: «dame unos champagnes a nosotros también, que la barra ésta es nuestra. Ya lo matamos a Pimpi, no se hagan matar ustedes también», como canchereando y haciendo alarde", pudo leerse en las conclusiones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS